Esto es lo que pasa cuando crees que aciertas con el momento de vender las acciones en bolsa cuando ésta cae

Esto es lo que pasa cuando crees que aciertas con el momento de vender las acciones en bolsa cuando ésta cae
3 comentarios

Llevamos unos días en los que las bolsas bajan. De hecho ya se habla de que ha llegado la corrección después de meses de subidas, y que es el momento de vender las acciones para esperar de nuevo a las subidas.

Sin embargo, aunque puede parecer una estrategia adecuada (vender cuando empieza a caer y comprar cuando empieza a subir), no podemos predecir el futuro y posiblemente estaremos haciendo lo contrario. Los estudios empíricos dicen que no se acierta en el market timing

Si la bolsa cae... mejor no hacer nada

Imaginemos que somos unos expertos en acertar cuándo el mercado empieza a caer y cuándo empieza a subir. Y que logramos, cada año, elegir el mejor momento para entrar en el mercado, en su momento más bajo. En cambio tenemos a nuestro némesis, que hace justo lo contrario, comprar en el momento en el que el mercado está más caro.

Pues si se analizan los datos del S&P500 desde 1976 hasta 2018 se puede ver que invirtiendo 10.000 cada año habríamos obtenido una rentabilidad del 7,9% anual. En cambio nuestro némesis un 7,1%. No hay una gran diferencia.

En cambio estar fuera de la bolsa tiene un riesgo enorme. JP Morgan estudió cuál sería la rentabilidad de una inversión realizada en el año 2000 hasta 2019 en el S&P500. Anualizado era un 6,06%. Pero si el inversor se perdía las 10 mejores jornadas (y estamos hablando de 10 días de 5000), la rentabilidad caía al 2,44%. Y si se perdía las 20 mejores jornadas la rentabilidad era nula (0,08% al año).

Por tanto intentar hacer market timing no proporciona una gran ganancia, pero si un gran riesgo. Al final hay que ser capaz de predecir si de verdad las caídas del mercado han venido para quedarse y engancharse a las subidas en el momento justo. ¿Somos los humanos capaces de hacerlo?

La capacidad de acertar el momento justo

Lo cierto es que hay multitud de estudios que indican que los humanos somos bastante malos acertando. Las estrategias de market timing normalmente no solo no logran su objetivo sino que consiguen lo contrario: comprar caro y vender barato. Y es que cuando nos damos cuenta de que la bolsa baja ya estamos vendiendo demasiado tarde y cuando queremos entrar ya nos hemos perdido las subidas importantes.

Acertar el momento es muy complicado y por tanto lo mejor es... no hacer nada. Ante las caídas seguir con la estrategia original de la inversión. ¿Y cuál es la mejor estrategia? Invertir a largo plazo.

Invertir a largo plazo

La mejor estrategia de invertir en bolsa es invertir a largo plazo y con diversificación (tanto de empresas como regiones y sectores). Cuando hay dinero disponible para invertir se hace, independientemente del momento (de hecho es mejor hacerlo así, de golpe, que repartir la inversión para promediar la cotización).

Esta estrategia, nos dice la historia, es la más acertada para subir la rentabilidad. Habrá épocas malas, incluso años malos, pero a la larga la bolsa sube y las subidas compensarán las bajadas. Si intentamos anticiparnos al mercado lo más normal es que alcancemos menos rentabilidad que los que simplemente mantienen sus posiciones.

Temas
Inicio