Cuándo conviene contratar un plan de pensiones que ofrece la empresa en la que trabajamos

Cuándo conviene contratar un plan de pensiones que ofrece la empresa en la que trabajamos
3 comentarios

En el pasado hemos hablado de los planes de pensiones de empleo (PPE) que ofrecen las empresas. La conclusión era que suelen ser poco rentables y que además no permiten elegir, ya que los selecciona la empresa en la que trabajamos. Por tanto parecen poco atractivos para el trabajador.

Sin embargo hay dos motivos por los que puede convenir contratarlos, y no son nada despreciables. Uno es los ahorros de impuestos y otro es la aportación de la empresa. Ambos factores los pueden convertir en una opción muy recomendable.

Fiscalidad

Los planes de pensiones permiten diferir la fiscalidad del IRPF al momento de rescate del plan. Las aportaciones a los planes permiten deducirse del IRPF las cantidades aportadas y pagar los impuestos correspondientes únicamente al realizar el rescate.

Esto implica que si tenemos un marginal alto y esperamos en la jubilación tenerlo más bajo, los planes de pensiones son una buena idea. Y desde la reforma de este año la deducción máxima es mucho más alta en el caso del PPE (8.000 euros) que la de los planes de pensiones individuales (2.000 euros).

Además si tenemos en cuenta la rentabilidad, que aunque no es muy abultada a lo largo de muchos años puede ser relevante, el ahorro de impuestos puede crecer y compensar los tipos más altos del IRPF frente a los tipos de las ganancias patrimoniales, como ya explicamos de forma extensa en una ocasión.

Aportación de la empresa

Pero el otro motivo por el que los PPE pueden ser interesantes es porque normalmente las empresas añaden una aportación extra. Es decir, muchas empresas que tienen PPE para sus empleados tienen estipulado que si el trabajador aporta una cantidad, la empresa aporta otra. Por ejemplo, algunas empresas igualan la aportación del trabajador (con cierto límite). Esto permitiría que si el trabajador aporta 1000 euros al año al PPE, la empresa aporta otros 1000 euros.

Esta opción es muy interesante para el trabajador. Incluso si la rentabilidad del plan es muy mala, en el momento del rescate el trabajador obtendrá mucho más dinero del aportado.

Mi consejo aquí es que si la empresa tiene un PPE en el que aporta dinero y el trabajador se puede permitir ahorrar a largo plazo (no hay que olvidar que los planes de pensiones no se pueden rescatar, en general, antes de 10 años) siempre hay que contratarlos. Ese extra que aporta la empresa es dinero gratis que es mejor no dejar escapar.

Esta aportación de la empresa es bastante frecuente, pues de momento las únicas empresas que tienen PPE son las más grandes y suelen negociar con los sindicatos realizar estas aportaciones a cambio de subidas salariales más modestas. Otro tema es si los PPE se generalizan a empresas más pequeñas, como pretende el Gobierno.

Temas
Inicio