Compartir
Publicidad

Interesante sentencia contra BBVA: la comercialización de productos financieros requiere un contrato por escrito

Interesante sentencia contra BBVA: la comercialización de productos financieros requiere un contrato por escrito
4 Comentarios
Publicidad

El juzgado mercantil nº1 de Bilbao (aquí la sentencia) acaba de condenar a BBVA a a la anulación de los contratos de las AFSE, las "participaciones preferentes" de Eroski. Esta sentencia ordena al banco que retorne la posición financiera anterior a la celebración de los contratos, dando por nulo todo el procedimiento de colocación al apoyar la comercialización de un producto financiero complejo sólo en la orden de compra de valores y folletos informativos y no haber formalizado previamente un contrato de compra por escrito que explicara claramente los riesgos de la inversión.

La falta de este contrato por escrito, le sirve al juzgado mercantil para anular dicha colocación, por lo que realmente BBVA ha sido condenado como comercializador, no como emisor y ahora, todas las partes deben volver a la posición previa a la firma de estos contratos, dado que hay que hacer como si no hubieran existido.

La carga de la prueba y la firma de los contratos financieros

La sentencia tiene puntos muy interesantes extraídos de los interrogatorios de los clientes aportados por BBVA, dado que según sus declaraciones, en todos los casos, podrían recuperar su inversión en 24 horas y cómo todos ellos daban por hecho que era un producto seguro.

Ojo al detalle, que esta prueba testifical la ha aportado la entidad y la propia sentencia le pega un tirón de orejas al BBVA por no poder demostrar realmente la información suministrada a los clientes ni con sus testigos de clientes o los propios directores que colocaron esta deuda perpetua.

Supongo que BBVA recurrirá la sentencia pero el apoyo en la nulidad de las cláusulas abusivas en contratos financieros ya dictada por el Supremo también contra BBVA pesará bastante para que la Audiencia Provincial decida dictar sentencia en sentido contrario al actual.

Está claro que el contrato por escrito se va a convertir en vía obligatoria para la contratación de cualquier producto financiero pero también deja un fuerte halo de inseguridad jurídica para estos productos si en todos los casos se exigirá la firma de un contrato por escrito para cualquier adquisición de productos financieros.

En El Blog Salmón | AFSE Y AFSF: las preferentes de Eroski y Fagor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio