Compartir
Publicidad

Mercados bursátiles han destruído 13 billones de dólares en 3 meses

Mercados bursátiles han destruído 13 billones de dólares en 3 meses
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En los últimos 3 meses los mercados bursátiles han perdido más de 13 billones de dólares (US$ 13.000.000.000.000) destruyendo toda la riqueza creada en los últimos dos años. La capitalización cayó por debajo de los 60 billones de dólares alcanzados por segunda vez a fines de 2013 confirmando el agotamiento de las políticas monetarias y el dinero barato de la Reserva Federal. El anterior desplome de esta magnitud se produjo a fines de 2007 poco antes del estallido de la crisis financiera global. Esta enorme cantidad de riqueza destruida indica la incapacidad del sistema financiero para crear riqueza real. Solo crea burbujas que siempre tienen un final desastroso.

Cada desplome de esta magnitud en la capitalización del mercado ha obligado a la Reserva Federal a cuantiosas inyecciones de dinero, como fue en los años 2008 y 2011. Este es un error que no volverá a repetir dado que muy lejos a lo que indica el paradigma monetarista, las tasas de interés del cero por ciento no han impulsado la inversión en activos reales y solo han hinchado burbujas de precios en todos los mercados. La diferencia entre la dinámica de capitalización y expansión de las burbujas ha sido la más alta desde el colapso Lehman Brothers.

Esto conforma que la creación de riqueza debido a una política monetaria inadecuada es sólo una gran ilusión. La política monetaria no crea riqueza, solo alienta las burbujas y esto es algo que el mundo ha comenzado a descubrir demasiado tarde. La principal fuente de los problemas ha sido justamente la laxitud de la política monetaria, donde todas las "regulaciones" resultan absurdas, inútiles e incoherentes. Ha sido justamente la falta de una regulación seria y real, enfocada a evitar el habitual camino de los fraudes a que es proclive, la que tiene al mundo al borde de una nueva crisis mundial.

Los problemas en las principales economías siempre afectarán a la situación económica en otros países, por lo que, de hecho, los fraudes en Estados Unidos, China, Japón o la Unión Europea, tienen consecuencias en la economía global. Las burbujas en los mercados de activos suelen ser el detonante de las crisis financieras y esta mecánica debería ser reconocida.

El dinero barato creado por la Reserva Federal es reproducido por el sistema financiero que lo emplea en la especulación bursátil y hace subir los precios. Al principio muchos compran la idea de que determinado mercado funciona y está creciendo, haciendo subir los precios, creando la ilusión de la seguridad y el beneficio infinito, y luego, por diversas razones, se hace evidente que los precios de los activos no reflejan su valor real. Ahí estalla la burbuja.

Ninguna regulación podrá evitar la creación de burbujas y su posterior destrucción. Pero al menos debería minimizar los efectos negativos en la economía real, estableciendo claramente los límites entre la economía especulativa y la economía que produce y genera empleo. Si entre los años 80 y 90 no se hubiera desmantelado al sistema financiero de las leyes que lo hacían sostenible, los excesos del capitalismo especulador no habrían barrido, como lo han hecho, con la economía real que genera empleo y crecimiento.

En El Blog Salmón | Mercados han perdido más de 9 billones de dólares en últimos 3 meses

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos