Compartir
Publicidad

Merkel y Sarkozy píden poner fin a los paraísos fiscales

Merkel y Sarkozy píden poner fin a los paraísos fiscales
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Nicolas Sarkozy y Angela Merkel piden el fin de los paraísos fiscales como la condición mínima para reformular la nueva arquitectura del sistema financiero mundial. La reforma de estos paraísos del vicio y del pecado es una de las medidas más esperadas por los líderes del G-20, aunque Obama y Gordon Brown aún no se han manifestado. ¿La razón? muchos de los paraísos fiscales operan bajo bandera británica o estadounidense. Como ha expresado en este blog Miguel López:

Los paraísos fiscales son aquellos lugares en donde muchos millonarios del mundo envían ingentes cantidades de dinero para no sólo tenerlas allí guardadas de forma más segura, sino también para no tener que declararlas y por tanto definir su orígen y tributar sobre ellas.

En síntesis, los paraísos fiscales no sólo son la caja fuerte de multimillonarios que no quieren pagar impuestos sobre sus pertenencias sino también de siniestros personajes vinculados al tráfico de armas. el contrabando de droga o el blanqueo de dinero. El solo hecho que este punto figure en la pauta de los temas “a conversar” en la cumbre del G-20 que hoy se inicia, refleja el espíritu de transparencia que algunos líderes buscan dar a esta importante cita, para hallar una respuesta clara a la crisis y reformular la “nueva arquitectura financiera” desde una base legítima.

Desde mediados de los años 70 y simutáneamente a la desregulación financiera, un reducido grupo de privilegiados que no equivale ni a la diezmilésima parte de la población mundial, ha gozado de todos los beneficios en estos paraísos fiscales al eludir sistemáticamente el pago de impuestos por un valor estimado en más de 200 mil millones de dólares.

Esta claro que éste será el punto clave del encuentro y permitirá ver hasta qué punto hay voluntad política para resolver la actual crisis financiera global, o si todo ha sido puro bla-bla. Como ha dicho el presidente francés: “Hoy se nos ofrece una oportunidad histórica para moralizar un sistema que se ha vuelto tremendamente inmoral”. A su vez, la canciller alemana ha declarado: “Queremos resultados que transformen el mundo, porque lo que ha ocurrido ahora no puede volver a repetirse”.

Tras estas palabras sin duda que sabremos en breve quien se opone a una disposición de este tipo para exigir que la ONU imponga sanciones. Desde hoy todo el mundo debe sentirse partícipe de lo que decide la clase política mundial. Como dice Angela Merkel, el insólito descalabro que estamos viviedo “no puede volver a repetirse”.

Más información | El País Al infierno con los paraísos fiscales
Imagen | Jon Juanma

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos