Compartir
Publicidad

¿Quiere la Generalitat la cabeza de los banqueros quebrados?

¿Quiere la Generalitat la cabeza de los banqueros quebrados?
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los lectores de este blog me ha indicado que quizás podían interesarme unas alusiones de Jens Weidmann, presiente del Bundesbank, en su conferencia del 24º Congreso bancario europeo de Frankfurt, al hecho de que en la Baja Edad Media, en Cataluña se podía llegar a cortar la cabeza a los banqueros quebrados. Para ello cita a un viejo conocido de estos foros, Jesús Huerta de Soto.

Sin duda es un tema interesante por distintos motivos par muy variada gente: amantes de la historia del Derecho, buscadores de posibles soluciones alternativas a los conflictos financieros, y, como no, aquellos que buscan una base para poner más alta su bandera. Vamos con ello.

Weidmann reclamando más poder para los supervisores bancarios

Weidmann, (cuya conferencia integra está aquí), mencionando como fuente a Huerta de Soto, nos recuerda que allá por el siglo XIV se desarrolló un completo pack regulatorio en materia financiera en Cataluña:

Los banqueros quebrados eran obligados a vivir a pan y agua hasta que los depositantes recuperasen íntegramente su dinero.
Uno podría imaginar que esta regulación era suficiente para evitar que asumiesen riesgos excesivos. Pero parece que no. En 1321 la regulación se reforzó: en adelante, cualquier banquero que no fuese capaz de responder a las demandas de sus clientes seria decapitado delante de su banco.

Todo esto era la introducción a su charla, y servía para justificar que tanto la banca medieval como la actual pueden descarrilar si no cuenta con la supervisión adecuada.Sí, en efecto, está reclamando más poder y más intervencionismo, eludiendo que el cuello de los gobernadores de los Bancos Centrales debería también estar en juego, pues están en el origen de esta crisis financiera.

La fuente: Dinero, crédito bancario y ciclos económicos, de Huerta de Soto

Supongo que Huerta de Soto habrá disfrutado como un enano con la cita. Un declarado anarcocapitalista como es él siendo citado en el discurso del presidente del Bundesbank, que encarna buena parte de los males que denuncia, no es algo que se vea todos los días, aunque sea únicamente para referirse a un hecho histórico.

Si estáis interesados en el tema podéis encontrar un mayor desarrollo el mismo en su obra Dinero, Crédito bancario y Ciclos económicos, disponible en miseshispano.org.

Concretamente es a partir de la página 64 donde podéis ver como habla del tema. Complementado lo dicho por Weidmann, podemos ver que:

  • Además de la dieta a pan y agua, se declaraba infame al banquero mediante un vocero-alguacil que iría gritando su nombre por las calles añadiendo tal calificación.
  • Se obligaba a identificar a los banqueros mediante el uso de un mantel si contaban con avales o garantías o carecían de ellas.
  • La decapitación no era inmediata, pues gozaba de un año para ponerse al día.
  • Se cita expresamente a uno de los banqueros ajusticiados,Francesch Castello.

Pero lo mas interesante viene al final, y de eso se olvida Weidmann,citando como en Cataluña, a pesar de estas disposiciones también se producían crisis banncarias (eso sí, menores que en ámbitos cercanos) lo que acabo produciendo, paradójicamente, el nacimiento de una banca publica que, en vez de pretender resolver el problema, pretendía aprovecharse de él. Era la Taula de Canvi o Banco de Depósito de Barcelona,creado con la finalidad de aceptar depósitos y financiar con ellos los gastos municipales y la emisión de títulos de deu- da pública de la ciudad de Barcelona.

Efectivamente, la Taula quebró en 1468. Huerta de Soto no indica si a los responsables políticos les cortaron la cabeza. Algo me dice que no.

¿Qué les corten la cabeza?

De la cita de Weidmann se ha hecho eco Martí -Struch- Estruch, de Diplocat, ex periodista afin a ERC repescado por CiU, vinculado siempre a labores de la neodiplomacia de la Generalitat:

A partir de ahí medios como Ara recogen el tweet de -Struch- Estruch. Por el tono del tweet, del artículo y de los comentarios de los enfervorizados seguidores entiendo que se sienten orgullos en un doble sentido:

  • Por un lado, interpretan que hay un reconocimiento de Cataluña como realidad estatal que yo, sinceramente, no veo. Unicamente percibo una capacidad normativa. Confundir derecho y Estado me resulta sorprendente.
  • Por otro, entiendo que les gusta mucho eso de decapitar (supongo lo del golpe de hoz del himno catalán crea escuela) a banqueros quebrados, que les parece una medida ajustada. Y eso me confunde.

Me confunde. ¿Defiende Marti -Struct- Estruch que se decapite a Jordi Pujol, Moises del nacionalismo catalán, ex-president, defraudador fiscal confeso, pero sobre todo muñidor de Banca Catalana, entidad quebrada y que fue rescatada por el FGD español?

Entiendo que no, pero puestos a recuperar tradiciones históricas yo no me meteré. Son sus costumbres y hay que respetarlas.

En El Blog Salmón | Los que tiran la primera piedra, Fraude, por qué la gran recesión: el documental austriaco

Imagen | Der Vollstrecker

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos