Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Reforma financiera?: rebajemos las comisiones

¿Reforma financiera?: rebajemos las comisiones
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Muchas han sido las cosas que se han dicho durante la crisis pero si duda una de las que más claras hay a nivel mundial es que se tiene que realizar una reforma del sistema financiero. Se busca sobre todo un sistema mucho más básico y que al mismo tiempo sea más asequible para todos nosotros como clientes.

Una de las principales formas de conseguir una asequibilidad del sistema pasa evidentemente por una rebaja de las comisiones bancarias. ¿De verdad sabemos cuales son las más comunes?, ¿conocemos todas antes de suscribir nuestros contratos? y aún mas, ¿sabemos las cuantías a las que asciende cada una de ellas?

Debemos tener en cuenta en primer lugar que las comisiones son cantidades que en muchas ocasiones no nos suponen una gran cuantía y cuya misión es la de retribuir a la entidad financiera en la que estemos o vayamos a operar los servicios que nos han prestado en cuanto a intermediación o gestión.


Normalmente no hay una política común de cuales son las comisiones que afectan a cada tipo de cuenta, es libre la política que puede fijar cada entidad financiera, ¿pero sabemos realmente como nos afectan?. Aun así, podemos estar tranquilos, en casi todos los casos los márgenes de estas comisiones están reguladas y aceptadas por el Banco de España.

Vamos a ver cuales son las más comunes que nos afectan de forma normal:

  • Comisión de apertura: para poder suscribir o formalizar la operación bancaria que deseemos.
  • Comisión de seguimiento y cobro: esta comisión se cobra en base al principal que vayamos a disponer para la operación financiera. Normalmente tendremos que pagar estas comisiones en los momentos de liquidación de las amortizaciones.
  • Comisión de cierre o cancelación anticipada: realmente las entidades financieras cobran esta comisión debido al cambio en cuanto a la documentación suscrita en nuestra operación financiera desde un punto inicial.
  • Comisión de subrogación: la subgoración hipotecaria sobre todo se estipula en caso de compra venta de una vivienda suscrita a una hipoteca y que nos hacemos cargo de la misma a cambio del total o parte del precio de la vivienda. Esta comisión se cobra debido al cambio en la titularidad del crédito hipotecario.
  • Comisión por disponibilidad: se aplica a operaciones basadas en líneas de crédito. Normalmente aplicado por el capital no usado de la línea de crédito.
  • Comisión por excesos: del mismo modo si contámos con una línea de crédito y nos excedemos, esta comisión será la que afecte a la parte excedida.

La gran mayoría de ellas no supone un gasto mayor al 5%, pero debemos entrar en la tesitura de si realmente las entidades financieras necesitan aplicar todas estas comisiones (y alguna más pero que es menos común).

En mi opinión quizá si hicieran un profundo estudio de mercado sobre la realidad de la elasticidad del consumo financiero dependiendo del valor comisiones se darían cuenta que es algo muy importante para los clientes a la hora de contar con una cuenta bancaria personal o de empresa en uno u otro banco. El mejor ejemplo fue el Banco Santander que recordemos que hace escasos 2 años hizo un recorte drástico de su política de comisiones, algo que más tarde otras entidades también siguieron en vista de la gran captación de clientes que consiguió.

En definitiva si de verdad se plantea una reforma del sistema financiero de formato global yo creo que un paso por el que es inevitable pasar es la rebaja de las comisiones bancarias. No por el hecho de que sean más o menos caras, sino por el simple hecho de conseguiruna mayor fluidez de capitales.

Imagen | epicharmus

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos