Compartir
Publicidad

Cada día nos alejamos más de la economía del conocimiento

Cada día nos alejamos más de la economía del conocimiento
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nada como un titular catastrofista para obtener visitas, pensarán algunos de los lectores. Antes de juzgarme permítanme razonar el titular, luego pueden quejarse en los comentarios. Este titular viene a cuenta de una noticia aparecida en el diario Expansión, en la que recogen la noticia de que cada vez menos jóvenes estudian el bachillerato. Para los despistados el Bachillerato actualmente son los dos años previos a la educación universitaria y posteriores a la Educación Secundaria Obligatoria, la famosa ESO que tan famosa ha hecho a una generación.

Empecemos por los precedentes y la situación actual. Los objetivos educativos de Lisboa pretendían que el 85% de los jóvenes entre 20 y 24 años debían de haber obtenido el Bachillerato LOGSE o un módulo de Formación Profesional de Grado Medio. En la práctica el objetivo supone que los jóvenes deberían de haber estudiado un segundo título un par de años más después de los estudios obligatorios. En cambio parece que sólo el 61,1% de los jóvenes parecen tener haber tenido interés en continuar sus estudios. Se ha hablado mucho de la titulitis española, esa manía patria según la cual todos los jóvenes españoles están obsesionados con obtener títulos universitarios y no quieren hacer trabajos manuales. Aquellos que afirman eso suelen afirmar que en Europa no todo el mundo va a la universidad, completamente de acuerdo. Pero desde hace unos años en España el porcentaje de jóvenes titulados es inferior al de la OCDE. Precisamente por donde suele fallar la estructura es por el tema de las FP, aunque es otra historia que deberá de ser contada en otra ocasión.

Una de las razones por las que la gente no estudia es por la poca diferencia que hay entre los sueldos de los titulados y los no titulados. Estudiar o no es una decisión que está influida por los estímulos económicos, entre otras influencias. No se trata sólo de una decisión altruista que se hace por incrementar los conocimientos, por mucho que les pese a los más idealistas. Aparte había una gran demanda de trabajo no cualificado, bajo esas circunstancias ¿quién quiere estudiar? ¿Tiene sentido quedarse en casa memorizando apuntes cuando los amigos están sentados en una terraza a la que han ido en su coche nuevo tras su jornada de trabajo sin que luego vaya a haber una recompensa por el esfuerzo? Lo que más me ha llamado la atención de esta noticia es uno de los comentarios que dice:

“Mejor, menos competencia para mis hijos.”

Dice el refrán “en el país de los ciegos el tuerto es el rey”. Si hay pocos ingenieros mejor para mi hijo que hizo ingeniería industrial, las empresas se lo rifarán y ganará mucho por eso de la oferta y demanda. Razonamiento económico incluido. Parece estupendo para los titulados, ¿verdad?

No del todo, aunque no soy un experto en gestión del conocimiento, el conocimiento no funciona sólo de este modo. La formación tiene externalidades positivas. Nuestro conocimiento se incrementa si las personas con las que tratamos también tienen conocimientos. Un buen ejemplo es Detroit. Aunque hoy en día ha entrado en cierta decadencia, durante mucho tiempo fue el mejor lugar para establecer una fábrica de automóviles. Los tres grandes fabricantes americanos (General Motors, Ford y Chrysler) están situados prácticamente en la misma ciudad. Una ciudad llena de personal cualificado para diseñar, fabricar y comercializar vehículos. Algo que no encontraremos en San Guijuelo de la Bartola, dónde sólo hay una fábrica que se dedica a hacer conservar de espárragos con un solo ingeniero industrial en plantilla. En caso de montar una fábrica para ensamblar coches que dará empleo a decenas de ingenieros y centenares de obreros ¿dónde lo haríamos, en Detroit o en San Guijuelo?

¿Cambiará con la crisis? ¿Tendrán que trabajar los jóvenes para ayudar a su familia o ante una situación de escasez de empleo se centrarán en preparase para ser los más capacitados en el proceso de selección de personal?

Imagen | fictures

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos