Compartir
Publicidad

Ciudadanos pretende acabar con el actual modelo de financiación de la formación de parados (y, con suerte, con algo más...)

Ciudadanos pretende acabar con el actual modelo de financiación de la formación de parados (y, con suerte, con algo más...)
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras haber dejado claro que esa loa del programa de Ciudadanos a la Transición no me gustaba nada me toca señalar algo que me ha encantado del mismo. No me refiero al contrato único o la mochila austriaca, que ya ha comentado Aurelio y de las que, si procede, ya comentaré alguna duda al respecto, aunque antes tocaré también la propuesta de dación en pago y segunda oportunidad que manejan. No, hoy quiero hablar de algo que, ante estos otros quizás ha pasado un tanto desapercibido, pero creo que es algo fundamental y decisivo, y es que todo apunta a que Ciudadanos pretende acabar con el actual modelo de financiación de la formación de parados (y, con suerte, con algo más).

En esta primera entrega del programa se habla de la capacitación, de la formación de los parados como una herramienta fundamental. Pero, a diferencia de la situación actual, donde se produce día sí y día también escándalos mayusculas en relación con la financiación ilegal de sindicatos, patronales y elementos interpuestos, gracias, entre otras cosas, a la tolerancia de las Administraciones (por ser suaves), que son los que acaba controlndo realmente estos fondos, la apuesta de Ciudadanos se decanta por el cheque formativo.

Nuestra propuesta principal es poner el dinero en manos de los trabajadores, y que los proveedores de educación compitan por ellos, en vez de poner el dinero en manos de los sindicatos y organizaciones empresariales o de empresas a través de concursos poco limpios, que luego no lo usan para dar formación útil sino para extender su red clientelar.

Más adelante:

Proponemos la introducción de cheques de formación para todos los parados de larga duración (más de 1 año) que se puedan usar para pagar cursos, tutorías individuales y programas remotos por ordenador cuando el trabajador pueda acreditar que ha participado en el curso (....) Los cursos podrán ser ofrecidos por diversos agentes (...) El catálogo de cursos y de cualificaciones que se puedan pagar con el cheque se establecerá en colaboración con representantes de las empresas y de la industria, con el fin de asegurar que están dirigidos a favorecer la empleabilidad del trabajador.

En Ciudadanos son conscientes de que también con este método cabe la posibilidad de fraude (aunque todo apunta a que sería menor, dada la falta de control centralizado sobre los fondos del modelo actual), por lo que apuntan las siguientes medidas de control (que por otro lado no son nada del otro jueves).

Para evitar el fraude, introduciremos esta medida de forma escalonada con programas piloto cuyos efectos serán rigurosamente evaluados con colaboración de expertos externos (...) Introduciremos un sistema de auditorías aleatorias externas para detectar fraude. La entrega de fondos se paralizará en cuanto se detecten indicios racionales de fraude. Se requerirá la devolución de todas aquellas cantidades que no se encuentren justificadas.

Para mi, lo verdaderamente importante es aquello que se intuye y que está por venir. Si entienden que la formación a parados debe seguir esta lógica, la formación continua de los trabajadores ocupados debería sujetarse también a la misma, usando también la figura de los cheques o bonos formativos, evitando un doble fraude:

  • El ya comentado de la financiación ilegal de patronales, sindicatos y anexos de todo tipo.
  • El uso de fondos públicos por parte de las empresas para actividades que no deberían estar amparadas por la formación continua, es decir labores de consultoría o auditoría calificadas como formación. Es sangrante ver determinados programas de formación impartidos en las empresas para cubrir el expediente, sin la más mínima calidad, cuando es evidente que de este modo se están financiando por un acuerdo proveedor empresa la realización de otro tipo de actividades.

Si apuestan también por romper el modelo en la formación continua habrán conseguido un triple objetivo:

  • Elevarán el nivel de la formación recibida por los trabajadores, incrementando la rentabilidad de dichos fondos.
  • Expulsarán del mercado empresas de formación mediocres o directamente bluffs, mejorando la comptetitividad del sector.
  • Darán una estocada a la financiación corporativista de estos protagonista de la Transición (patronal y sindicatos), que son corresponsables de muchos de nuestros males.
  • Incrementarán la competitividad empresarial, acabando con subvenciones irregulares a las grandes empresas, que son las que se acaban beneficiando de estas empresas.

A ver si cunde el ejemplo entre el resto de los partidos, que lo dudo.

Más información| Programa económico de Ciudadanos (primera entrega)

En El Blog Salmón | Los cursos de formación sí que sirven, La formación de los parados no interesa a nadie

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio