Compartir
Publicidad

España se prepara para retocar la reforma laboral a pesar de los excelentes datos de creación de empleo, todos los detalles

España se prepara para retocar la reforma laboral a pesar de los excelentes datos de creación de empleo, todos los detalles
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Debido a la actual composición del parlamento español, el ejecutivo de Pedro Sánchez entiende que existen serias dificultades para poder echar atrás y derogar la reforma laboral del Partido Popular. No obstante, sí se plantean deshacer aquellos aspectos que bajo su visión consideran los más negativos.

Para más detalle, a finales del mes de julio se ha presentado un plan cuyo objetivo final es tratar de retocar todo aquello que tenga relación con la de calidad y la devaluación salarial que se ha vivido durante estos años. Pero ¿En qué consisten estos retoques?

El Plan Director por un Trabajo Digno

El plan presentado por la Ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, abarca el periodo comprendido desde 2018 hasta 2020. Y durante este tiempo, este documento sería la herramienta principal que debería aprobarse para que el ejecutivo de Sánchez hiciera algún tipo de modificación en la reforma laboral en base a una serie de medidas operativas.

magdalena

En primer lugar afirman el deseo de luchar contra el abuso y el fraude en la utilización de los contratos temporales, pero ¿Cómo? En primer lugar medidas de carácter disuasorio a las empresas como sanciones económicas y la conversión de los contratos de duración determinada en indefinidos, o fijos discontinuos en su caso. También inciden en medidas de carácter informativo (asistencia técnica, campañas desde una perspectiva de género) y mejorar el control de los contratos para la formación y aprendizaje, con especial atención a las actividades formativas, y los contratos en prácticas.

Seguidamente se busca luchar contra los abusos en la contratación a tiempo parcial, los excesos de jornadas y horas extraordinarias no pagadas ni compensadas. En este punto el plan ejecutará medidas para la mejora en la actuación inspectora mediante acciones formativas, cambio de orientación en las campañas realizadas y la realización de cursos de formación específicos.

En otro punto se destacan medidas para corregir los incumplimientos en materia salarial y los derivados de la externalización de actividades. En este caso se contempla la intensificación de actuaciones, con perspectiva de género, en caso de personas trabajadoras afectadas por subrogaciones empresariales y que sufren una merma en sus salarios al no respetarse las condiciones retributivas de la empresa de la que proceden.

¿Cuál es el resumen de este plan? Más inspección, más información y poco más... El impacto económico estimado sería de 30 millones de euros, lo que supone un incremento del 10% del presupuesto de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, con la la incorporación de 833 nuevos inspectores y subinspectores, un incremento del 23% del total de la plantilla.

Ninguna de estas medidas puede considerarse de carácter profundo que sea un elemento revulsivo para el mercado laboral o que acorte las distancias entre el contrato indefinido y el temporal. ¿Conseguiremos mejorar notablemente los niveles de morosidad con inspeccionar e informar más? El tiempo lo dirá.

El problema de la precariedad laboral se repite desde hace décadas

Todo el mundo está de acuerdo que España tiene unos índices de precariedad altos, solo hace falta observar los datos. No obstante, no ha sido ninguna novedad de los últimos años sino más bien un hecho histórico que se remonta al Gobierno de Felipe González. Si bien en el año 1987 la temporalidad se encontraba en el 15,59%, unos niveles altos en relación al resto de los países de la OCDE, el Gobierno del PSOE dejó el dato en el 35,01% en 1995.

Ocde

Desde ese punto, el empleo temporal fue descendiendo paulatinamente con el Gobierno de Aznar (Partido Popular) pero, a pesar de ello, la temporalidad quedó en el 31,92% en 2003, siendo el mayor país de la OCDE con empleo precario.

El siguiente Gobierno del Zapatero (PSOE) consiguió un fuerte descenso de la temporalidad, pero no fue porque existiera una creación de empleo concentrada en los contratos indefinidos, sino una destrucción de empleo masiva focalizada en los contratos que menor coste de despido tenían... Los temporales. Así que en el año 2011 la temporalidad se ubicó en el 25,13%.

Con el Gobierno del Partido Popular liderado por Rajoy, se impulsó una profunda reforma laboral que ha mostrado excelentes resultados en materia de creación de empleo, pero se observa cómo ha partir de 2013 la temporalidad marcó un mínimo en 23,14% y desde entonces, se ha ido incrementando hasta dejarla en el 26,67% en 2017.

El problema de temporalidad sigue siendo el mismo que siempre, existe un diferencial amplio entre contratos indefinidos y contratos temporales. Debido a que la actividad económica necesita un grado de flexibilidad, si se establecen unos contratos excesivamente protegidos como es el caso de los indefinidos, es necesario una elevada temporalidad para aportar ese grado de flexibilidad.

Unos datos históricos de la EPA

Los últimos datos de la EPA del segundo trimestre con los que se despidió el anterior gobierno han sido excelentes. El número de ocupados se incrementó en un total de 469.900 personas frente al trimestre anterior (un 2,49%), situándose en 19.344.100. Lo más relevante de todo es que es el mayor incremento trimestral de ocupados que se ha observado en toda la serie histórica.

Trimestral

Asimismo, el paro bajó en 306.000 personas (–8,06%) y se sitúa en 3.490.100. Si tenemos en cuenta los último doce meses, el paro ha disminuido en 424.200 personas (–10,84%). Como resultado, la tasa de paro se encuentra en el 15,28% , 1,46 puntos menos que en el trimestre anterior.

El empleo a tiempo completo incorporó 384.400 personas y a tiempo parcial 85.400. El porcentaje de personas ocupadas que trabaja a tiempo parcial se incrementó ocho centésimas, hasta el 14,99%.En los 12 últimos meses el empleo a tiempo completo se ha incrementado en 501.100 personas y el empleo a tiempo parcial en 29.700.

El número de asalariados aumentó en 465.100 y este incremento se reparte en partes iguales entre empleo indefinido y temporal. En concreto, los que tienen contrato temporal fueron 233.700 y los que tienen contrato indefinido alcanzaron la cifra de 231.400. Con todo ello, la tasa de temporalidad aumentó 69 centésimas, hasta el 26,80%.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio