Compartir
Publicidad

La zona de comodidad, herencia de los tunicados

La zona de comodidad, herencia de los tunicados
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Supongo que somos muchos los que hemos oído esta expresión últimamente. A esos simpáticos señores de Recursos Humanos no se les cae de la boca. Hablo de la zona de seguridad o de comodidad. Viene a ser aquel ámbito, aquel conjunto de tareas, que me resultan cómodo, seguro, fácil. Mi ecosistema profesional donde podría vivir eternamente. Y que, simultáneamente supone una renuncia a ir más allá, a explorar nuevas posibilidades de desarrollo profesional, a atreverse a probar, a arriesgar,...Siendo consciente de que muchas veces, por parte de esos mismos Departamentos de RRHH se utiliza de un modo perverso, para sus propios fines, no deja de ser triste que uno mismo se ponga sus limitaciones.

Ya tenemos excusa, Punset, ex Ministro de Relaciones con la UE y actualmente divulgador científico, nos da una coartada biológica en una golosa entrada de su blog. No es la primera vez que , también en su programa, partiendo de campos totalmente alejados de la gestión empresarial, se pueden extraer conclusiones muy interesantes. La génesis del cerebro esta íntimamente ligada con esa función de proporcionarnos una zona de seguridad. Cito sus propias palabras: Cambiar de lugar y de profesión no sólo será muy importante en el mundo multidisciplinar que estamos anticipando, sino que también lo fue en el pasado. Es fascinante descubrir que el cerebro nació, precisamente, para permitir a las larvas de los tunicados encontrar el lugar adecuado donde iban a fijar su residencia en su etapa de adultos. Aquel antecesor de nuestro cerebro les permitió orientarse en el espacio para vivir una vida adulta sin moverse. Una vez instalados en la seguridad del lugar elegido, absorbían su propio cerebro porque ya no lo necesitaban.

Mucha gente y, sobre todo, muchos funcionarios se comportan de forma similar a los tunicados. Una vez instalados en la seguridad, se diría que absorben su cerebro y dejan de pensar en otras posibilidades de innovar. Esta actitud es peligrosa para ellos mismos y para el colectivo en el que están insertados.

A partir de ahí Punset desarrolla una teoría con la que se podrá o no estar de acuerdo, pero que tiene su lógica. El éxito consiste en la supervivencia, y eso lo da la adaptación al cambio. Los pulmonados conquistaron la tierra gracias a la evolución de su cerebro más allá de la finalidad de obtener una zona de seguridad. No hagamos el tunicado.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos