¿Es mejor cobrar en 12 ó 14 pagas? Quien gana y quien pierde cuando parte del sueldo llega en pagas extra

¿Es mejor cobrar en 12 ó 14 pagas? Quien gana y quien pierde cuando parte del sueldo llega en pagas extra
Sin comentarios

En estas fechas, muchos trabajadores están cobrando su paga extra. La paga extra de Navidad suele pagarse entre el quince y el 25 de diciembre. Además tiene tantos fanáticos como detractores. Hay quien está completamente a favor de las mismas y también quién las odia.

¿Es mejor cobrar doce o catorce pagas? Pues en la práctica depende, pero yo diría que la ventaja es mejor o peor según lo caóticos u organizados que seamos con nuestras finanzas personales.

El origen de las pagas extras

Las pagas extras son una excepción de la relación laboral en España. Normalmente los trabajadores en otras partes del mundo cobran su salario al final del mes o a final de la semana, o cada dos semanas, pero en España muchos trabajadores tienen catorce pagas, recibiendo un sueldo extra en julio y el otro en diciembre. Esto se regula por el artículo 31 del estatuto de los trabajadores y por los convenios colectivos de cada empresa, que suelen regular cuando se debe hacer el pago.

En España tenemos esta singularidad como herencia de la dictadura de Francisco Franco. En 1944 se decidió por Real Decreto que los trabajadores recibirían una gratificación extra equivalente a una semana de sueldo. El 9 de diciembre de 1945 ya se estableció el salario en trece pagas anuales, siendo la decimotercera el equivalente a una semana con motivo de la Navidad.

La siguiente llegó en 1947, cuando se estableció una paga similar para celebrar la fiesta del trabajo el 18 de julio. Su cantidad era equivalente a la de Navidad y con esto quedaba el salario en catorce pagas, tal como lo conocemos a día de hoy. Normalmente se abona en julio al trabajador, pero el mes depende del convenio laboral sectorial de la empresa.

¿Cómo funcionan las pagas extras hoy en día? No hay más que ver una nómina. En la práctica lo que sucede es que la empresa va ahorrando poco a poco parte del sueldo y lo acaba pagando al trabajador el día acordado por el convenio laboral. Además tiene que hacer una nómina adicional para la paga extra, es decir, dos nóminas al año.

¿Y los trabajadores con nómina en doce pagas? Pues esa cantidad que hubiera ahorrado la empresa se les abona cada mes, sin que tengan una nómina adicional.

Ventajas e inconvenientes de las doce pagas

155799642_fb9fe89eb0_o.jpg
  • La primera ventaja es que recibimos un sueldo mayor todos los meses, ya que si cobramos en catorce pagas, el sueldo es más bajo.

  • El salario parece más atractivo para el trabajador a la hora de negociar un aumento o una oferta al trabajador.

  • También simplifica la gestión administrativa de la empresa, ya que no son necesarias dos nominas extra. También facilita para el trabajador, a la hora de calcular el finiquito.

  • Si nuestro empleador es fiable, no será un problema, pero si no lo es, mejor que tengamos el dinero en nuestra cuenta. Los funcionarios todavía se acuerdan de las pagas extras que perdieron en 2012.

  • Si somos buenos ahorradores e inversores, nos permite tener el dinero en la cuenta antes, lo que nos permite una mejor gestión de nuestras finanzas personales.

Ventajas e inconvenientes de las catorce pagas

  • Aunque los tipos de interés ahora son muy bajos, si durante seis meses la empresa ha estado ahorrando parte de las nóminas de trabajadores, puede obtener intereses por los mismos. No obstante esta ventaja para la empresa ha desaparecido con el tiempo. Pero sí permite a la empresa financiar necesidades de tesorería a coste cero, sin ningún problema administrativo.

  • Puede hacer el año más agradable, ya que es como una sorpresa adicional.

  • A aquellos que les cuesta ahorrar les puede servir para ahorrar o afrontar mejor gastos imprevistos, ya que tienen una cantidad. También facilita ingresos adicionales en un momento en el que hay más gastos en una familia (Navidad y vacaciones de verano). Es decir, si somos más caóticos con nuestras finanzas personales, tal vez sea mejor opción catorce pagas.

Por último, una aclaración, los impuestos que pagaremos son exactamente los mismos, cobremos en doce o en catorce pagas. No es una decisión en la que tengamos que considerar los aspectos fiscales.

Pregunta a los lectores, ¿prefieren doce o catorce pagas y por qué?

En El Blog Salmón | ¿12 ó 14 pagas?

Imagen | kevin dooley
Imagen | David G. Romero

Temas
Inicio