Compartir
Publicidad

¿Por qué los jóvenes españoles no encuentran empleo?

¿Por qué los jóvenes españoles no encuentran empleo?
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La tasa de paro juvenil en España es del 57 %, lo que significa que más de un millón de jóvenes no consiguen encontrar empleo en nuestro país. Estamos ante una situación dramática sobre la que la consultora McKinsey ha realizado un estudio del que se ha hecho eco el diario Expansión y que creo que merece la pena compartir con vosotros.

Según este informe, son seis los principales puntos débiles del sistema educativo español que se traducen en una tasa de paro juvenil tan desorbitada como la actual: 1. La Universidad no es accesible económicamente para todo los estudiantes. Además de que las matrículas son caras, el coste de la vida del universitario lo es aún más, lo que se traduce en que un 29 % de los jóvenes se declaren incapaces de asumir este coste.

  1. La Formación Profesional juega en una división inferior en España, lo que lleva a muchos estudiantes a estudiar una carrera en lugar de optar por esta rama más desprestigiada pero no menos útil.

  2. Los conocimientos y habilidades impartidos en los centros educativos no son los adecuados debido a que las instituciones académicas españolas no han sabido adaptarse a lo que las empresas realmente necesitan.

  3. Las pymes los prefieren con experiencia. Debido a la elevada tasa de paro del país, las pequeñas y medianas empresas suelen optar por contratar a trabajadores con cierta experiencia en lugar de a recién graduados con experiencia laboral nula.

  4. Falta de apoyos: los estudiantes finalizan sus estudios sin recibir apoyos sobre cómo elaborar un currículum vitae y sin información sobre las perspectivas de empleo y salarios.

  5. Exceso de teoría y falta de prácticas: no todos los estudiantes españoles, tanto universitarios como de formación profesional, realizan prácticas durante su etapa de formación, por lo que acceden al mercado laboral careciendo de experiencia.

El cóctel perfecto para generar desempleo

Como vemos, tenemos el cóctel perfecto para generar desempleo juvenil en nuestro país: si a una formación académica poco accesible, cara e ineficaz a efectos prácticos le unimos la falta de apoyo que reciben los jóvenes para encontrar empleo o la falta de coordinación entre instituciones académicas y empresas, ¿qué tenemos? Pues una tasa de desempleo juvenil que poco a poco se convierte en estructural y que costará años reducir.

Como hemos señalado en multitud de ocasiones, el desempleo en general y el de los jóvenes en particular debería considerarse el problema número uno de nuestra economía. Todos los esfuerzos políticos deberían dirigirse a aportar soluciones en este terreno a largo plazo.

Los parches a los que nos tiene acostumbrado el Gobierno en esta materia no son suficientes para acabar con el problema. El hecho de que ninguna universidad española se encuentre entre las mejores del mundo es un síntoma inequívoco de que algo se está haciendo mal. La educación en España debe evolucionar hasta volverse más dinámica, práctica y focalizada en las necesidades empresariales del momento.

En El Blog Salmón | El desempleo juvenil ya asciende al 57,2 % del total, Un empleo juvenil precario y temporal no es para dar saltos de alegría Imagen | Angelo González

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio