Compartir
Publicidad

¿Qué sucederá con la City y sus miles de empleos bien pagados tras el Brexit?

¿Qué sucederá con la City y sus miles de empleos bien pagados tras el Brexit?
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Londres es la capital financiera indiscutible de la UE, aunque eso puede cambiar tras el Brexit. La mayor parte de los trabajadores de la City estaban en contra del Brexit (y de la población de Londres en general), y es que, sabían que existían muchas posibilidades de perder sus trabajos si había Brexit.

La supervivencia de la City como centro financiero europeo (para que nos hagamos una idea es el mayor centro de operaciones de cambio de divisa en Euros del mundo), dependerá principalmente de dos cosas, el primero es es el “passport”, que permite a los bancos de cualquier país operar en otro, el segundo es el movimeinto de personas. Aproximadamente el 11% de los 360.000 trabajadores de la City vienen de otros países de la UE. La libertad de movimientos de personas les ha permitido traer fácilmente a trabajadores cualificados de toda Europa.

Supongamos que hay acuerdo

Cuando hablamos de las posibilidades del Reino Unido tras el Brexit, ya hablamos sobre la posibilidad de que la UE firmara algún tipo de acuerdo con el Reino Unido como los que tiene con Suiza y Noruega. Suiza y Noruega renuncian a parte de su soberanía nacional y contribuyen al presupuesto de la UE con el objetivo de tener un acceso al vasto mercado europeo equivalente al de países que son parte de la UE.

En cierto modo, para países pequeños no les resulta tan malo renunciar a parte de su soberanía nacional, obtienen mucho más al estar integrados en un bloque económico tan grande. La pregunta es si un país que precisamente ha votado, entre otros motivos, para librarse de la regulación de la UE, de contribuir a los presupuestos y de la libertad de movimientos de personas, aceptaría un acuerdo parecido.

En caso de llegar a un acuerdo de este tipo, como comenté, sería una salida de iure, pero no de facto de la UE. Posiblemente los bancos británicos continuarían teniendo su passport, y la salida sería menos traumática para la industria de servicios financieros británica y habría menos trasvase a las otras plazas financieras europeas.

Pero claro esto siempre desde una perspectiva en la que el resto de países le fueran a permitir a Londres ser la capital financiera europea. Cosa que dudo que suceda en un plazo de negociaciones de dos años. Primero porque dudo que los países de la UE lo acepten y en segundo lugar porque ahora mismo el Reino Unido ni siquiera tienen al equipo de negociadores en comercio internacional, cosa que la UE sí, como ha llamado la atención al respecto la abogada de asuntos europeos (y cónyuge del ex viceprimer minisitro Nick Clegg) Miriam Olmedo.

Y si no hubiera acuerdo (o no fuera tan bueno para el sector financiero)

20330266140_b848da6883_o.jpg

Ahora supongamos que no existe un acuerdo yo que este no es lo suficientemente bueno para la City los bancos británicos pierden su acceso como iguales al mercado europeo. Esto es algo que ya se ha discutido, y que los grandes bancos ya se están planteando. Es muy probable que los grandes bancos comiencen a llevarse a sus operaciones y servicios a otras plazas europeas.

Por ejemplo, JP Morgan tiene 16.000 empleados en Reino Unido, y estima que se podría llevar entre 1.000 y 4.000 a otras plazas europeas. HSBC estima que trasladará a París a unos 1.000 empleados, que tendrán que usar el “Chunnel” si quieren seguir yendo a Londres frecuentemente. El Deustche Bank tiene a 9.000 empleados sólo en Reino Unido, y ya ha empezado a plantear trasladar unos cuantos de ellos a otras plazas (muy posiblemente a Francfort). Según pwc, el Brexit le podría costar entre 70.000 y 1000.000 empleos a la industria de servicios financieros británica de aquí a 2020.

La pregunta que se plantean ahora los bancos es ¿a dónde me llevo las operaciones no-UK? Aquí tenemos varias opciones, pero la verdad es que ninguna ofrece lo que les ofrecía Londres. Por ejemplo Dublin es angloparlante y les ofrece una fiscalidad atractiva, pero no deja de ser una ciudad más pequeña sin las conexiones internacionales que ofrecía Heathrow. París y Francfort no son angloparlantes, y aunque es cierto que Francfort sería el centro financiero de la zona euro, se ve como un lugar algo provinciano al tener 700.000 habitantes frente a los varios millones a los que estaban acostumbrados los banqueros en Londres. Otras plazas como Amsterdam y Lisboa, también van a querer luchar por atraer algo. Londres va a luchar por mantener lo que pueda.

En realidad los dos contendientes más avanzados son París y Francfort. Hollande ya ha puesto en marcha una campaña llamada “Welcome to Europe” y en Francfort ya hay montada una campaña en las redes sociales conocida como “Welcome to Frankfurt-What can we do for you?” Respecto a Madrid y Barcelona, de momento no han hecho nada. Y tampoco me imagino a Ada Colau y en menos medida a Manuela Carmena intentando atraer a bancos de inversión, a pesar de los puestos cualificados y bien pagados que estos suelen conllevar para los habitantes de la ciudad. La única estimación que he visto habla de unos 300 empleos que vendrían a Madrid (comparando con que Francfort plantea atraer entre el 1 y el 2% de los empleos de la City que serína unos 10.000 empleos).

Es muy probable que ninguna ciudad acabe resultando ser la gran ganadora de los que pueda salir de la City, yo esperaría una explosión cámbrica de centros financieros y que los distintos departamentos se acaben trasladando a varias plazas, por un lado para optimizar lo mejor que de cada una (costes laborales, fiscalidad, legislación, etc) y por otro para otros posibles Exits. Eso sí, esta desconcentración y redistribución, muy posiblemente hará que los centros financieros europeos no vayan a ser capaces de competir globalmente como lo era la City, al aprovecharse menos las sinergias.

Quien puede acabar ganando de verdad

¿Y quién es el ganador del desmantelamiento de la City? Aquí hemos hablado de Francfort o de París, pero los ganadores de este proceso muy probablemente no estén en Europa, sino que haya que ir a buscarlos mucho más lejos.

Muy posiblemente los centros financieros asiáticos como Singapur o ShangKong vayan a acabar ganando ese lugar que tenía Londres. Por ejemplo el mercado de seguros estaba muy centrado en Londres y en Lloyds (el mercado de seguros, que no debemos de confundir con el banco), y este puede que se acabe llevando a Asia.

Si como dice el refrán: a río revuelto, ganancias de pescadores.

En El Blog Salmón | El Reino Unido deja la Unión Europea, ¿y ahora qué?

Más información | Financial Times

Imagen | wolfB1958

Imagen | David Schiersner

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos