Publicidad

Endeudarse para invertir en índices no es buena idea

Endeudarse para invertir en índices no es buena idea
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Invertir en fondos indexados es una buena idea. Lo comentamos hace poco en un artículo y también lo hicimos en el libro sobre inversión que publicamos el año pasado. A la larga la bolsa siempre sube y por tanto es una inversión segura siempre que los índices estén diversificados.

Ante esta premisa hace poco me preguntaron por la posibilidad de endeudarse para invertir en fondos índices. Por ejemplo hay bancos que permiten apalancarse para comprar ETFs. Esto permitiría, si uno está dispuesto a sufrir algo más de volatilidad, tener una expectativa de mayores ganancias. Pero realmente no es una buena idea y vamos a explicar por qué.

Endeudarse para invertir no es buena idea

En general endeudarse para invertir no es una buena idea. Ya lo dijimos en el libro, dedicando un pequeño apartado a quitar la idea de la cabeza a los inversores aficionados:

Si se invierte con el dinero que se tiene, se puede perder todo, lo cual es un problema. Pero perder el dinero que no se tiene es aún peor, porque se pueden dar situaciones en las que no es posible devolver el dinero prestado, con todo lo que ello supone

Esto debería estar presente en cualquier tipo de inversión. Sí, es cierto que invertir en índices a largo plazo es rentable con una gran seguridad, pero ya solo el hecho de plantearse deuda debería hacer sospechar de que puede haber problemas.

ETFs con apalancamiento, mayor riesgo

Bien, veamos un caso concreto. Invertir en ETFs con facilidad para apalancamiento, como dan algunos brokers en España. En lugar de comprar ETFs de un índice se puede invertir con apalancamiento x2. Esto es, por cada 1.000 euros invertidos el banco pone otros 1.000 euros. Esto permite que si la rentabilidad esperada de un índice es de un 6% al año, se multiplique por dos, es decir, un 12% al año. Seguramente algo menos por el coste de la deuda pero suena bastante bien.

Sin embargo siempre está el lado oscuro del apalancamiento. Un inversor puede pensar que este lado oscuro es la mayor volatilidad (las caídas también son el doble) y que si está dispuesto a soportarlo, ya que sabe que en el largo plazo los índices van para arriba, es una buena estrategia.

El problema es que cuando un broker deja apalancarse siempre se cubre de las pérdidas. En el caso anterior, con un apalancamiento x2, si el índice cae un 50% cerrarían la posición, ya que el dinero del cliente se habría esfumado, solo quedaría la parte de deuda.

Puede parecer que un 50% es mucha caída para un índice, pero no es raro que haya caídas grandes. La crisis punto com hizo que el S&P500 cayera un 49%. En la crisis financiera internacional la caída fue del 50%. Y aunque el mercado se ha recuperado con mucha fuerza desde 2009, lo cierto es que en los últimos diez años ha habido días malos, con caídas intradía de hasta el 6%.

¿Qué quiere decir esto? Que apalancarse x2 quizá sea el límite, donde ciertamente existe un riesgo de perder toda la inversión a costa de mayores ganancias potenciales. ¿Merece la pena?

Si superamos este grado de apalancamiento la mayor volatilidad puede hacer perder todo el dinero en unas pocas sesiones negativas. Para mi no es buena idea invertir apalancado, así lo dije en el libro publicado hace un año y lo mantengo incluso para inversiones que a largo plazo hay una gran seguridad de que sean buenas.

ETFs apalancados, tampoco son convenientes a largo plazo

Existe otra posibilidad de invertir apalancado sin los riesgos de sufrir un margin call que nos deje sin dinero y es invertir directamente en ETFs apalancados. Estos fondos cotizados permiten invertir en un índice con un factor de multiplicación.

Sin embargo lo cierto es que estos ETFs replican bien los índices a corto plazo pero son sintéticos, y a la larga difieren bastante de los índices originales. Además existe un riesgo de que no haya contrapartida. Al final es como invertir en un derivado, cosa que tampoco aconsejo. Tal y como dije en el libro:

En general es sensato huir de todo este tipo de instrumentos si no se sabe muy bien lo que se está haciendo

Mayor rentabilidad, mayor riesgo

Al final la conclusión de todo esto es que cuando se intenta buscar mayor rentabilidad el riesgo aumenta. Si el riesgo está medido no pasa nada, pero un inversor que no sea un verdadero experto debería evitar buscar mayor rentabilidad elevando el riesgo.

Incluso gente muy inteligente y experta del sector comete este tipo de errores. En los años 90 una empresa llamada Long-Term Capital Management, fundada por expertos (inlcuso premios Nobel) en economía e inversión, infravaloró el riesgo de una forma notable y casi llevan a la ruina al mundo entero, debido a que su estrategia se basaba en inversiones de muy poco riesgo y poca rentabilidad, pero muy apalancadas para así lograr rentabilidades razonables.

Lo que pasó es que en realidad multiplicaron el riesgo, y cuando vino una crisis internacional les arrastró y, lo peor, casi arrastra a todos los prestamistas (que eran básicamente el sistema bancario internacional). Es una lección que no hay que olvidar.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir