"Si de verdad quieres darle un giro a tu situación financiera no lo vas a conseguir conduciendo a puntita de gas para no gastar gasoil". Entrevista a Nudista Investor

"Si de verdad quieres darle un giro a tu situación financiera no lo vas a conseguir conduciendo a puntita de gas para no gastar gasoil". Entrevista a Nudista Investor
2 comentarios

Nudista Investor empezó a destacar en Twitter debido a su transparencia financiera (de ahí su nombre) y desde entonces ha logrado tener más de 15.000 suscriptores en su Newsletter y varios miles en su membresía de pago. Todo esto hablando de finanzas personales y negocios en Internet.

En esta entrevista charlamos de sus inicios, de cómo usar el dinero para llevar una buena vida y, sobre todo, de negocios online, uno de sus temas estrella. Su estilo directo no dejará indiferente a nadie.

Pone en tu cuenta de Twitter que te uniste a la red en enero de 2020. ¿Cuál era tu objetivo entonces? ¿Tenías pensado desde el principio monetizar?

Si en enero de 2020 me hubiesen dicho que podía ganar dinero con una cuenta de Twitter me habría echado a reír. Cuando creé esa cuenta tenía dos objetivos, y ninguno era monetizar.

En primer lugar, quería divertirme hablando sin tapujos sobre temas de dinero.

El dinero suele ser un tema tabú del que se habla de forma muy “seria”, con muchos tecnicismos y demasiadas palabras grandilocuentes (muchas más de las necesarias). A mí me apetecía darle un enfoque distinto. Ni mejor ni peor, simplemente distinto. Menos discurso enlatado y más charla amistosa como si estuviera con colegas tomando una cerveza en la barra del bar.

El segundo objetivo era hacer porno financiero.

El dinero no es lo único importante

Se me ocurrió la idea, quizás absurda, de exponer públicamente mis ingresos mensuales, mis gastos, la evolución de mis negocios… todas esas cosas que siempre nos guardamos para nosotros. Creí que si hacía esto adquiriría un mayor grado de compromiso conmigo mismo.

La monetización vino después. Fue una consecuencia inesperada.

En tus tweets y newsletters hablas principalmente de control de gastos, inversión y ganar más dinero. ¿Cuál es la verdadera clave de llevar una vida buena?

Para mí, una buena vida es el resultado de optimizar tres variables:

  • Tener buena salud.
  • Mantener buenas relaciones con las personas de tu entorno.
  • Tener más dinero del que quieres gastar.

Si uno de estos tres pilares se resiente, se nos cae el chiringuito y nuestros niveles de felicidad se desploman.

Piénsalo.

Un problema más o menos serio de salud o una ruptura con tu pareja (o, incluso, con un familiar/amigo cercano) podría poner patas arriba tu estilo de vida actual.

Curiosamente, pese a que estas dos variables tienen un fuerte impacto en nuestra calidad de vida, la mayoría de la gente las ignora (yo el primero).

Pasarte los mejores años de tu vida como un lonchafinista no me parece un buen plan

Cuando hablamos de control de gastos, de inversión y de aumentar ingresos nos estamos centrando únicamente en la tercera variable: tener más dinero. Sin embargo, el dinero no es lo único importante.

Pero, cuidado, que nadie se confunda con esto. Para tener una buena vida también necesitas dinero. Sin dinero no hay paraíso.

Te puede gustar más o menos, puedes estar de acuerdo o no, pero el dinero te va a acompañar hasta tu maldito lecho de muerte. Tu relación con él va a ser tan larga como lo sea tu vida. Pocas cosas vas a encontrar en esta vida con una garantía tan consistente.

Muchos de los exponentes del movimiento FIRE insisten en controlar los gastos y la inversión, pero tú enfocas mucho en aumentar ingresos. ¿Es posible? ¿Todo el mundo puede hacerlo?

Controlar tus gastos e invertir es fundamental si quieres alcanzar la independencia financiera, pero no es suficiente.

Doblegar tus deudas, apuntar todos tus gastos, llegar desahogado a final de mes e invertir un poco, lo que sobra, está muy bien, no se ve en todas las casas, pero es jugar a empatar.

Pasarte los mejores años de tu vida como un lonchafinista no me parece un buen plan. El ahorro extremo te va a dar unos eurillos extras al mes, pero no va a resolver ninguno de los problemas económicos que tienes de fondo.

Cada vez que admito suscripciones se suscriben alrededor de 1.500 personas

Si de verdad quieres darle un giro de 180 grados a tu situación financiera, no lo vas a conseguir conduciendo a puntita de gas para no gastar gasoil ni sacándole un 6% anual a los 300 euros que inviertes cada mes en indexados.

No te engañes, necesitas mejorar tus ingresos. Sí, tus ingresos. Debes mantener a raya tus gastos, ahorrar e invertir, pero tienes que poner el foco en mejorar tus fuentes de ingresos.

El cómo ya es otra cosa. Es subjetivo. Cada persona debe encontrar su forma.

Lo que sí puedo decirte es cuál es, en mi sesgadísima opinión, el lugar con más posibilidades para conseguirlo: Internet.

¿Te esperabas el éxito de la membresía? ¿Qué das a cambio de la suscripción?

Ni de coña. Cuando creé la membresía sólo intentaba darle un poco de valor a mi tiempo.

Hasta ese momento escribía hilos en Twitter y enviaba textos tochos sobre finanzas y negocios online a los suscriptores de mi newsletter de Substack, pero todo eso lo hacía a cambio de nada.

Bueno, de nada, no. Lo hacía a cambio de mi tiempo.

Escribir y maquetar una newsletter me llevaba no menos de 4 o 5 horas. Ese tiempo se lo tenía que robar a mi mujer, a mis hijos e incluso a mí mismo.

No era sostenible.

Así que decidí crear una membresía y ponerle una pasarela de pagos. Esto me permitía ir a medias con mis suscriptores: yo creaba contenidos y ellos pagaban una cantidad ridícula de dinero para poder consumirlos, y todos contentos.

Lo que jamás me habría imaginado es que miles de personas estuvieran dispuestas a pagar por esos contenidos. Miles. Cada vez que admito suscripciones se suscriben alrededor de 1.500 personas. Es muy loco. Nunca lo habría imaginado.

En cuanto a la segunda pregunta…

Lo que ofrezco a cambio de la suscripción es sencillo: herramientas que ayudan a mis suscriptores a tomar el control de su dinero.

Soy capaz de meterme en el barro si sé que podré dormir tranquilo por las noches.

¿Necesitas un sistema de trabajo que te ayude a ahorrar más? ¿Quieres mejorar tu educación financiera? ¿Te gustaría aprender a invertir tus ahorros? ¿Te interesan los negocios online? En definitiva, ¿quieres tomar de una vez por todas el control de tu dinero?

Mi membresía va de eso.

Te ayuda a poner orden en tus finanzas personales para que, en última instancia, puedas alcanzar el f***ck you money.

Todo esto sin levantar los pies de la tierra. Sin intentar cambiarle la vida a nadie. Sin historias raras y sin humo. Con sentido común. De adulto a adulto.

Los negocios online parecen una buena oportunidad pero sigue habiendo barreras de entrada (mucha competencia, adquisición de conocimientos…). ¿Por qué crees que, aún así, es una buena manera de ganar dinero?

Hoy en día hay dos formas de emprender: o bien lo haces en el mundo físico (son los negocios de toda la vida) o bien te vas a Internet.

En mi caso, que soy un viejoven de casi 40 tacos, con dos churumbeles a mi cargo... pues la verdad es que no me veo montando un negocio físico.

Solo pensarlo me da ansiedad.

Cualquier persona que quiera vivir de Internet debe entender que en el mundo online todo cambia muy rápido

Lo montas con toda tu ilusión, haces un desembolso económico fuerte (quizás con un préstamo), te peleas con un montón de gente para poner a punto el local, compras los productos, te das de alta como autónomo, burocracia nivel Dios con el ayuntamiento para que todo esté legal…

...y en tres meses tienes que cerrar porque nadie llama a tu puerta.

La sensación es de fracaso, de desilusión, de desengaño, de frustración... ¿Decenas de miles de euros en juego, muchas horas de trabajo e innumerables quebraderos de cabeza para que todo se vaya a tomar por saco a la primera de cambio?

Llámame cobarde, pero no lo veo. Que puede salir bien, por supuesto, pero yo no me veo ahí.

Cuando se trata de emprender, solo soy capaz de meterme en el barro si sé que podré dormir tranquilo por las noches.

Me gustan los negocios sencillos, sin papeleos, con desembolsos económicos bajos, sin equipo detrás, sin infraestructura física, sin socios, sin empleados, en los que podrás iterar cuando las cosas se pongan feas...

Ni soy informático ni nada que se le parezca, pero he visto que el único sitio en el que se da todo eso es en Internet.

No tienes que convencer al del ayuntamiento para que te apruebe un permiso, puedes vender a un tío o a trescientos mil tíos, y si un día te cansas y quieres hacer otra cosa, pues la haces.

Pintar un local son 3.000€; cambiar los colores a la web, 30 segundos. Y así todo.

Está claro que no hay fórmulas mágicas y que este tipo de negocios quizás no sea para todo el mundo, no te digo que no, pero en comparación con un negocio offline y todos sus quebraderos de cabeza, no tiene comparación.

En el pasado se ha visto que la gente que intenta vivir de negocios online ha pasado por las páginas de afiliados, luego al dropshipping, ahora a cursos online/infoproductos… ¿No existe un problema de “mercados quemados”? ¿Es sostenible crear negocios, exprimirlos y dejarlos morir para pasar al siguiente?

“Crear negocios, exprimirlos y dejarlos morir para pasar al siguiente”. Me ha encantado la frase. Has descrito las reglas del juego de los negocios online.

Mira, está claro que Internet avanza muy rápido. Las cosas suceden a una velocidad vertiginosa a la que ninguno de nosotros está acostumbrado.

Hace nada estábamos hablando por MSN, esquivando banners de colores por todos sitios y descargando pelis pirata con el ADSL de Terra. Hoy, sin embargo, llevamos en el bolsillo del pantalón vaquero un cacharro con más tecnología punta de la que tenía el Apolo 11 cuando pisó la Luna.

Y cuando no haces nada, ¿sabes lo que pasa? Pues nada, qué va a pasar

¿Qué pasará de aquí a 5 años? Nadie lo sabe. Es imposible.

Cualquier persona que quiera vivir de Internet debe entender que en el mundo online todo cambia muy rápido. Los modelos de negocio son volátiles. Lo que hoy da dinero a espuertas mañana podría no dar nada.

Aquí no hay plazas de funcionario ni ingresos asegurados de por vida. Se necesita una mentalidad muy particular para aceptar que cuando se trata de negocios online nada es para siempre.

Como te decía más arriba: son las reglas del juego. Si quieres ganar pasta en Internet tienes que aceptarlas.

¿Cuál crees que es el siguiente negocio que va a explotar en Internet?

Es imposible de saber.

Puedes buscar patrones y tratar de acertar con las tendencias del mercado, pero pretender dar justo en el clavo del próximo negocio de éxito es como salir ahí fuera a intentar capturar duendes y unicornios.

Todos los emprendedores online de éxito que conozco tuvieron un golpe de suerte con su negocio. Todos. Sin excepción. Pero, casualidades de la vida, ese golpe de suerte les pilló delante del ordenador. No estaban viendo la nueva serie de moda en Netflix ni matando zombies con la PlayStation 5. Estaban picando teclas frente al ordenador.

Por tanto, si quieres tener éxito con un proyecto online y ganar pasta, solo hay una fórmula que funciona: estar permanentemente ahí y hacer cosas, una tras otra.

No pienses en pelotazos. No esperes nada a cambio. Simplemente haz cosas. Y confía en que el interés compuesto (tan conocido cuando se trata de inversiones) aplica a todas las facetas de la vida, incluido los negocios.

Este discurso es poco romántico y muy difícil de vender, pero la gente debe entender que no hay recetas mágicas ni atajos. Solo constancia y trabajo duro.

No obstante, también te digo que la recompensa merece muchísimo la pena. No te hablo solo de dinero (que ya de por sí es una recompensa suficiente), sino de la sensación de perseguir al dinero.

Saber que está ahí fuera, esperándote, y que tú vas tras él. Con todo. La verdad es que es una sensación difícil de explicar, pero es cojonuda.

Te puede ir mejor o peor, pero joder, no te has quedado esperando a que te caiga del cielo. Te estás haciendo cargo de ti, y de los tuyos, y estás yendo a buscar la pasta. A mí esto me pone muchísimo.

La mayoría de la gente se justificará con excusas, pero la realidad es que no quieren molestarse y no hacen nada. Y cuando no haces nada, ¿sabes lo que pasa? Pues nada, qué va a pasar. No pasa una puta mierda, con perdón.

¿Te interesaría escribir de vez en cuando en estas páginas para contarnos tus puntos de vista?

Por supuesto. Será divertido.

Temas
Inicio