Publicidad

Baloncesto y tecnología, dos negocios unidos por Microsoft y la NBA

Baloncesto y tecnología, dos negocios unidos por Microsoft y la NBA
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

¿Qué tendrá que ver la NBA con Microsoft? En un principio, muy poco, más allá de que son negocios que mueven miles de millones de dólares al año. Sin embargo, indagando descubres que hay una relación que se remonta casi dos décadas atrás. Una relación que esta semana se ha intensificado gracias al desembolso del excéntrico exconsejero delegado de la compañía, Steve Ballmer.

En 1988, uno de los cofundadores de Microsoft, Paul Allen, demostró que es un fanático de los deportes. Adquirió la franquicia Portland Trail Blazers por unos 70 millones de dólares de aquel entonces. Hoy, según las cifras de la revista Forbes, tiene una valoración de casi 600 millones de dólares. Sus ingresos anuales son de 140 millones y su beneficio operativo de 30 millones.

Ese era el único vínculo que había entre la NBA y la compañía tecnológica de Redmond. Pero, esta semana se une otro más. El exconsejero delegado de la firma, Steve Ballmer, ha logrado la luz verde definitiva para hacerse con Los Ángeles Clippers. No es el primer intento, pues ya hace varios años intentó adquirir, sin éxito, los Sacramento Kings con la intención de llevarlos a Seattle.

Ha desembolsado 2.000 millones de dólares (su anterior propietario, Donald Sterling, lo compró por 12,5 millones a principios de los 80), lo que representa un 10% de la fortuna neta calculada por Forbes. No ha sido, por tanto, un esfuerzo grande para hacerse con su particular 'juguete' habida cuenta de su riqueza. Pero, ¿no es demasiado? ¿Ha sido un buen negocio?

El periódico Los Ángeles Times asegura que las dos últimas ventas de equipos de la liga de baloncesto más importante no llegan ni de lejos a esa cantidad pagada. No superan los 550 millones de dólares. Pero, además, si se compara con las estimaciones de Forbes, la valoración no superaba la barrera de los 600 millones de dólares, con ingresos anuales son de 128 millones y beneficios de 15 millones. Parece que la presión de los otros dos grupos de inversiones, entre los que se encontraba la archiconocida presentadora Oprah Winfrey, ha hecho efecto.

Ballmer ya tiene su 'juguete' y Microsoft seguirá uniendo, de una manera u otra, su nombre al 'negocio' de la NBA. Aunque haya sido a precio de oro.

En El Blog Salmón | La era Ballmer toca a su fin en Microsoft
Imagen | adpowers

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir