Compartir
Publicidad

¡Deben parar los desahucios ya!

Guardar
38 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Desde que estalló la crisis hemos visto la fuerte subida en el desempleo alrededor del mundo y, muy especialmente, en España, que sigue como líder europeo en el número de desempleados. Unos de los resultados de estos acontecimientos es que estamos viendo cada vez más familias dejando de pagar sus hipotecas, y sus alquileres. Como resultado parece que por reacción automática, las financieras están siguiendo el camino legal para hacer valer sus derechos y ya estamos en record de desahucios en el segundo trimestre de este año, como nos ha comentado Remo en estas páginas.

En un mercado libre, es importante permitir que los entes económicos deciden sus caminos y tampoco debemos entorpecer las protecciones del sistema, es decir, si personas se meten en obligaciones donde no pueden hacer frente a ellas, no es bueno entorpecer la disciplina del mercado y salvarles de sus decisiones irresponsables. Es decir, si tienes un sueldo mensual X y compras una casa que requiere un pago mensual de 2X, sin hablar de la responsabilidad de los bancos que permiten esas operaciones, es normal que el mercado imponga su disciplina.

Lo que no se puede hacer es culpar a muchas familias ni por el estallido de la crisis financiera alrededor del mundo ni por su larga duración, con impactos que han llevado al traste a las economías de muchas familiares. Como consecuencia, es importante que cualquier medida del gobierno que se esté contemplando tenga en cuenta el impacto personal y familiar como resultado de la extensión y la seriedad de la crisis y tenga en cuenta el impacto futuro de acciones que se ven hoy pero que tendrán impactos duraderos. Está claro que hay familias que han caído en situación de falta de pago, sin culpa alguna, y que el seguimiento del proceso normal para impagos, no sólo impactará esas familias de forma inmediata, pero impactará esas familias en el largo plazo también. Por eso la urgencia de lo que digo en el título que deben parar los desahucios ya.

No es aceptable para una sociedad moderna y supuestamente cómoda económicamente echar a familias a la calle, a su suerte. Estas acciones, no sólo causarán sufrimiento inaceptable en el inmediato pero está condenando a estas familias a un futuro empobrecido con pocas perspectivas de salir, incluso cuando llegue el fin de la crisis. Que el banco se quede con una casa, casa que no podrá vender en estos momentos, no ayuda apenas al banco a resolver su situación con este deudor. Es importante buscar alternativas que puedan incluso beneficiar a los bancos.

Por eso en diciembre de 2008, hace casi tres años, propuse la necesidad de frenar las consecuencias del impacto de la crisis a personas que no necesariamente tienen la culpa de su situación. Esta propuesta es aún más urgente ahora, cuando vemos que la crisis se ha alargado y las perspectivas de trabajo para los que no lo tienen siguen por los suelos.

En esa propuesta, pedí lo siguiente:

A partir de ahora, todas las líneas, prestamos e hipotecas en manos privadas, personas y empresas, se mantendrán como están, es decir, no se reducirán, y todos los pagos necesarios para cumplir con estos préstamos se pospondrán durante doce meses, igual que su plazo se extenderán doce meses.

Estas cargas de pagos en situación tan complicada deben leventarse durante un tiempo y la extensión de todos los pagos y de los plazos, un año o dos, no impactará tanto en las cuentas de resultados de los bancos y, si impacta, estos impactos se pueden medir y ver cómo atender. Está claro que las medidas prometidas hasta ahora por el gobierno español no están funcionando.

En estos momento se está hablando de recapitalizar los bancos europeos para que puedan hacer frente a sus obligaciones de capital y, en teoría, para que los bancos puedan hacer frente a las necesidades de liquidez de sus clientes. Estas ayudas que, aunque no las apoyo se verán, deben estar vinculadas al retraso de los pagos y a la extensión de créditos que propongo para dar a las familias en dificultades un respiro y para asegurar que estas no se encuentren tirados en la calle, ¡una situación inaceptable!

En El Blog Salmón | Record de desahucios en el segundo trimestre, El problema no es la deuda sino el desempleo y Dexia tiene valor cero y ese debe ser el precio de su nacionalización

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos