Compartir
Publicidad
Publicidad

Ahora están pensando en las condiciones - una propuesta

Ahora están pensando en las condiciones - una propuesta
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como se ha mencionado en estas páginas, hace apenas unas semanas, los legisladores estadounidenses aprobaron una bolsa de dinero de $700.000 millones (€500.000 millones) bajo el mando del Secretario del Tesoro, Henry Paulson, inicialmente para ayudar a los bancos necesitados en esta crisis. Luego empezaron empresas de más sectores pidiendo ayudas y se pusieron en la cola de ayudas que el gobierno está ofreciendo.

Como este programa de ayudas no pasó los votos la primera vez y el gobierno tuvo que volver para convencer a los legisladores a que voten en favor de las medidas, es normal suponer que el plan final fue bien analizado, mejor preparado y que mejor cumplía con los objetivos del plan.

Pues no. Los retrasos eran para conseguir subir el monto total del plan y, con esas subidas, poder volver a los votantes con dinero para gastar en algún proyecto local….así se consigue la reelección.

Resulta, y ya lo he denunciado en estas páginas, que no tenían estrategia para el plan, excepto poder anunciar algo, lo que sea, lo antes posible, no tenían objetivos concretos y no tenían controles para asegurar que conseguirían lo que buscaban. Normal, si no tienes claro lo que buscas es difícil implementar medidas para asegurar que lo consigas.

Las ayudas que se han dado parece que han desaparecido.

Es verdad que los bancos están mejor parados, ya que tragaron el grueso de las ayudas pero, como la idea teórica era que estas ayudas para los bancos servirían para engrasar al sistema financiero, pensaban que esta liquidez para el sistema bancario sería liquidez para el sisetema económico en general.

No es el caso. La industria y las familias están sufiendo falta de liquidez y esto está agravando los problemas.

Estamos en una situación general muy similar a la de antes, excepto que los bancos estan mejor, pero con mucho más déficit y mucha más deuda pública.

Aquí va una propuesta.

A partir de ahora, todas las líneas, prestamos e hipotecas en manos privadas, personas y empresas, se mantendrán como están, es decir, no se reducirán, y todos los pagos necesarios para cumplir con estos préstamos se pospondrán durante doce meses, igual que su plazo se extenderán doce meses.

Durante los próximos doce meses no habrá reducción de líneas para empresas y no habrá problemas para familias que no pagan sus deudas y sus hipotecas.

Los fondos que el gobierno ha suministrado al sistema financiero se utilizarán para cubrir estos pagos suspendidos durante esto doce meses, así que los bancos no perderán.

Si vamos a ayudar a los bancos a sobrevivir, ellos deben continuar con su negocio y, así, ayudar a otros a sobrevivir también.

Vía | Houston Chronicle
En El Blog Salmón | ¿Se justifican los planes de rescate? y Una líder europea con responsabilidad y memoria

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos