Compartir
Publicidad

Hommer Economicus: lecciones de economía

2 Comentarios
Publicidad

Sin duda, al equipo de El Blog Salmón nos animan múltiples motivos para escribir. Pero si hay un común denominador ese es el haceros llegar la Economía del modo más accesible y entretenido, sin por ello carecer de rigor (ahí tenemos la serie de Conceptos de Economía). Personalmente creo que hay que desterrar ese extraño consenso de que las cuestiones económicas o financieras son aburridas, áridas. Nada más lejos de la realidad, todo depende de la predisposición de unos y del esfuerzo de otros.

Hace tiempo que, con dicha intención, recurro a películas, series, libros o incluso meras ideas que para nada tienen que ver con lo que la gente entendería como discursos económico. Me sirven para ilustrar de un modo ameno alguna idea, para demostrar como podemos tener una visión económica de lo cotidiano, y hacerlo así más nuestro. Y no soy el único, por lo que puedo comprobar en el día a día. Por ejemplo, hace escaso días comprobé como alguien se me había adelantado respeto a algún post que me rondaba la cabeza.

En el blog Euribor relatan como han encontrado navegando un artículo de un profesor que utiliza a Los Simpson de un modo similar. En el pdf que os linko debajo, Joshua Hall, de la West Virginia University, recurre a distintas secuencias de una de mis series favoritas para argumentar acerca de la cooperación, los incentivos y la naturaleza de las sociedades, el papel de los emprendedores o la importancia de la publicidad en nuestra sociedad de mercado, por citar escasos ejemplos.

Carlos López, de Euribor, me ha pisado las dos mejores secuencias. Una es en la que Hommer hace uso del ¿pensamiento creativo? para, y a pesar de parecer paródico, ir un poco más allá de lo políticamente correcto. La otra, y a pesar de que el profesor la acota bajo el epígrafe de la burocracia, deja bien claro como hay gente que nunca es capaz de hacerse responsable de sus propios actos (¿de qué me sonará esto?). La visión de Hommer firmando cheques con un sello es estremecedora.

Vía|Euribor Más información|Joshua C. Hall

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio