Si apostaste por calefacción eléctrica en casa, malas noticias: es muy probable que la bajada del IVA de la luz no sea para ti

Si apostaste por calefacción eléctrica en casa, malas noticias: es muy probable que la bajada del IVA de la luz no sea para ti
17 comentarios

Hace una semana fue aprobada la rebaja de impuestos de la electricidad. Hasta final de año y siempre que el precio mayorista supere los 45 euros por MWh, el IVA será del 10% en lugar del 21%. Sin embargo hay un colectivo que con casi total seguridad queda excluido de esta rebaja: los clientes que tienen calefacción eléctrica.

Y es que el mercado lleva empujando a que usemos combustibles fósiles para la calefacción desde hace años. La sustitución del carbón por gasoil o gas ha sido abrumadora y los pocos que se han decantado por sistemas eléctricos serán penalizados por esta reforma.

La calefacción eléctrica, la más cara pero la más limpia

Tradicionalmente en las ciudades se usaban calderas de carbón para calefacción y reducir la contaminación era fundamental. De hecho el motivo principal no eran las emisiones de CO2, ya que en dicha época no eran tan preocupantes, sino por los subproductos que emitían que hacían que las ciudades tuvieran el aire muy sucio.

Una alternativa interesante fue la gasificación de la calefacción. El gas natural emite menos residuos y también menos CO2 que el carbón. Allí donde no se podía gasificar se instalaba gasoil, también más limpio que el carbón.

Algunos apostaron por la electricidad, que es mucho más cómoda que recargar un depósito de gasoil, pero que era más caro. Y hasta hace no mucho tener calefacción eléctrica era más contaminante que, por ejemplo, una de gas, aunque trasladaba las emisiones de las ciudades a zonas menos congestionadas.

Sin embargo con la inversión en renovables y la pérdida de peso de las centrales de carbón en el mix energético en España, la electricidad emite menos CO2 que el gas y que el gasoil: unos 0,19 Kg / KWh frente a los 0,2045 Kg / KWh del gas natural o los 0,268 Kg / Kwh.

Es cierto que esta bajada del grid eléctrico es reciente, en 2015 las emisiones de CO2 eran de 0,29 Kg / KWh, pero la tendencia es descendiente y con la transición energética cada vez lo va a ser más.

Sin embargo la rebaja del IVA perjudica a los sistemas de calefacción eléctrica

El problema es la letra pequeña (o quizá no tan pequeña) de la rebaja del IVA. Esta solo afecta a los que tengan contratados menos de 10 KW de potencia. Y, desgraciadamente, para tener calefacción eléctrica, a no ser que la vivienda sea muy pequeña, hace falta tener más de 10 KW contratados.

Y lo que es peor, esta decisión de fijar los 10 KW como barrera no afecta solo al consumo eléctrico durante el invierno, cuando se pone la calefacción, sino que afecta a todo el consumo eléctrico que se realice en dicho tipo de viviendas.

Es cierto que, en algunos casos concretos, la calefacción eléctrica puede lograrse con menos de 10 KW: el ya comentado de viviendas pequeñas, usando bombas de calor o aerotermia, o con acumuladores eléctricos programados por fases, para que se recargaren durante la noche y sin superar todos a la vez la potencia máxima contratada.

Pero lo cierto es que son casos muy límite y, desgraciadamente, la gran mayoría de los que apostaron en su día por la calefacción eléctrica no se va a ver compensada por la rebaja de IVA. Lo cual es una gran paradoja porque actualmente es la calefacción que emite menos CO2, y la brecha se va a ir agrandando en el futuro.

Temas
Inicio