Compartir
Publicidad
Publicidad

El ahorro crece en España

El ahorro crece en España
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Después de muchos años con poco ahorro y mucho consumo la época dorada se ha acabado. El consumo cae, no hay más que mirar las ventas minoristas y la producción industrial de nuestro país, y uno de los motivos es el aumento del paro y la importante subida de los costes financieros. Pero también la incertidumbre está aumentando el ahorro de los españoles.

Ante una situación de crisis, de incertidumbre económica, de malas noticias, la reacción natural ha sido reducir el consumo y ahorrar más. Aunque las cosas vayan bien la gente tiene miedo de gastar y que en unos meses se encuentren sin empleo y sin dinero ahorrado. Cuando la economía va bien el mañana no importa. Hay pleno empleo, siempre habrá un sueldo a fin de mes, incluso se puede comprar a crédito ya que se sabe que al mes siguiente y al siguiente habrá más dinero. Pero cuando hay crisis nunca se sabe lo que pasará mañana, hay que ahorrar por si acaso.

Por tanto, el miedo agudiza la crisis, ya que el ahorro es consumo que desaparece y esto nos lleva a que las empresas no facturen tanto, destruyan empleo, etc. Pero el ahorro también tiene una parte buena a largo plazo. Lo que pasaba en España no era sostenible. El endeudamiento de las familias y de las empresas era excesivo. El endeudamiento tiene que estar soportado por una parte de ahorro. Si no las pérdidas pueden ser catastróficas. Y si el miedo nos lleva a ahorrar, tendremos un futuro mejor asegurado, aunque ahora la cosa se ponga fea.

Es también curioso que el Estado actúe a la inversa que las familias y las empresas. Cuando las cosas van bien, las familias y las empresas se endeudan y el Estado entra en superávit. Sin embargo, ahora que la tasa de ahorro aumenta, el Estado entra en déficit. El Estado interviene en la economía gastando más de lo que recauda para intentar mantener la economía a flote. Y se gasta lo ahorrado en los últimos años. Aunque la realidad es más compleja, ya que el Estado ha entrado en déficit también porque su recaudación ha bajado con la crisis: menos consumo y menos empleo implican menos impuestos pagados.

Vía | El País Imagen | kozumel

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos