Publicidad

Qué madres ganan y qué madres pierden con la reforma de las pensiones aprobada por el Gobierno
Economía Doméstica

Qué madres ganan y qué madres pierden con la reforma de las pensiones aprobada por el Gobierno

En 2016 el Gobierno, en aquella ocasión del PP, aprobó una medida muy novedosa para compensar la menor cuantía de las pensiones de las madres trabajadoras. La idea es que, como las madres trabajadoras se ven perjudicadas en el mercado laboral, la pensión a la hora de jubilación se viera complementada con un extra.

Este extra era de un 5% para las madres de dos hijos, un 10% más para las madres de tres hijos y un 15% para las madres de cuatro hijos o más. Sin embargo el Tribunal Superior de Justicia de la UE (TJUE) determinó en 2019 que este complemento era discriminatorio (por no aplicarse a los hombres) así que era necesaria una reforma.

La reforma de Escrivá

La reforma impulsada por el Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha ido, por un lado, para acatar la sentencia del TJUE. En la reforma se explicita que el complemento también lo pueden cobrar los hombres, si indican que su carrera laboral fue afectada por tener hijos. En el caso de que ambos progenitores hayan tenido problemas en la vida laboral será solo la mujer la que lo cobre.

Sin embargo la modificación de la ley no se queda ahí. Cambia completamente el complemento por maternidad, y ahora no es un porcentaje de la pensión sino un fijo de 378 euros anuales por hijo (hasta un máximo de cuatro hijos). Además este complemento se aplica desde el primer hijo, y no desde el segundo como antes.

Las consecuencias

En cualquier reforma que se haga hay ganadores y perdedores, y en este caso al cambiar un porcentaje de la pensión por un fijo es más complicado de determinar quienes son. Por ello vamos a poner una serie de ejemplos.

Las claras ganadoras son las madres de un solo hijo: su pensión será de 378 euros más al año, cosa que antes no tenían. No es una gran ayuda pero desde luego reconoce que las madres trabajadoras sufren una penalización laboral desde el primer hijo.

En el caso de una madre que cobre la pensión mínima, que ahora mismo se sitúa en 9.164,40 euros anuales (654,60 euros en 14 pagas), el complemento será el siguiente:

Madre trabajadora con pensión mínima de 9.164,40 euros

Antes de la reforma

Después de la reforma

Ganadora o perdedora

1 hijo

0 euros anuales
0 euros mensuales

378 euros anuales
27 euros anuales

Ganadora, + 4,12% de incremento en su pensión

2 hijos

458,22 euros anuales
32,73 euros mensuales

756 euros anuales
54 euros mensuales

Ganadora, + 3,09% de incremento en su pensión

3 hijos

916,44 euros anuales
65,46 euros mensuales

1.134 euros anuales
81 euros mensuales

Ganadora, + 2,16% de incremento en su pensión

4 hijos o más

1.374,66 euros anuales
98,19 euros mensuales

1.512 euros anuales
108 euros mensuales

Ganadora, + 1,30% de incremento en su pensión

Este es prácticamente el único caso en el que la pensionista va a ganar en cualquier situación. En el caso de una pensión de 14.000 euros (1.000 euros al mes) la reforma beneficiaría únicamente a las madres que haya tenido uno o dos hijos, perjudicando a las de tres o más:

Madre trabajadora con pensión de 14.000 euros

Antes de la reforma

Después de la reforma

Ganadora o perdedora

1 hijo

0 euros anuales
0 euros mensuales

378 euros anuales
27 euros anuales

Ganadora, + 2,7% de incremento en su pensión

2 hijos

700 euros anuales
50 euros mensuales

756 euros anuales
54 euros mensuales

Ganadora, + 0,38% de incremento en su pensión

3 hijos

1.400 euros anuales
100 euros mensuales

1.134 euros anuales
81 euros mensuales

Perdedora, - 1,73% de incremento en su pensión

4 hijos o más

2100 euros anuales
150 euros mensuales

1.512 euros anuales
108 euros mensuales

Perdedora, - 3,65% de incremento en su pensión

En el caso de una pensión de 21.000 euros (1.500 euros mensuales), solo habría una ganadora: las madres con un único hijo. El resto de casos saldrían perdiendo.

Madre trabajadora con pensión de 21.000 euros

Antes de la reforma

Después de la reforma

Ganadora o perdedora

1 hijo

0 euros anuales
0 euros mensuales

378 euros anuales
27 euros anuales

Ganadora, + 1,80% de incremento en su pensión

2 hijos

1050 euros anuales
75 euros mensuales

756 euros anuales
54 euros mensuales

Perdedora, - 1,33% de incremento en su pensión

3 hijos

2.100 euros anuales
150 euros mensuales

1.134 euros anuales
81 euros mensuales

Perdedora, - 4,18% de incremento en su pensión

4 hijos o más

3150 euros anuales
225 euros mensuales

1.512 euros anuales
108 euros mensuales

Perdedora, - 6,78% de incremento en su pensión

En el caso extremo de una pensión máxima, que actualmente se situa en 37.904,86 euros anuales (2.707,49 euros mensuales) estamos ante la misma situación que antes, con el agravante de que los porcentajes de perjuicio se incrementan.

Madre trabajadora con pensión de 37.904,86 euros

Antes de la reforma

Después de la reforma

Ganadora o perdedora

1 hijo

0 euros anuales
0 euros mensuales

378 euros anuales
27 euros anuales

Ganadora, + 1,00% de incremento en su pensión

2 hijos

1895,24 euros anuales
135,37 euros mensuales

756 euros anuales
54 euros mensuales

Perdedora, - 2,86% de incremento en su pensión

3 hijos

3.790,49 euros anuales
270,75 euros mensuales

1.134 euros anuales
81 euros mensuales

Perdedora, - 6,37% de incremento en su pensión

4 hijos o más

5685,73 euros anuales
406,12 euros mensuales

1.512 euros anuales
108 euros mensuales

Perdedora, - 9,57% de incremento en su pensión

¿Es justa esta reforma?

Como se ha podido ver la reforma actúa en dos áreas: primero acatando la sentencia del TJUE, pues este complemento, aunque principalmente se seguirá aplicando a mujeres, también abarca a los hombres. Eso es, literalmente, justo, pues está recogiendo una sentencia de un tribunal.

Por otro lado veo positivo que se aplique un complemento a las madres de un único hijo, ya que simplemente tener un hijo ya perjudica a las madres en la vida laboral y eso implica una menor pensión.

Respecto a la rebaja de los complementos como se ha podido ver es bastante progresiva. Al dotar de un complemento fijo por hijo independientemente de la cuantía de la pensión esto reduce los complementos de las pensiones más altas y aumenta las de las más humildes. Pero como se ha podido ver en las tablas los límites son muy bajos y perjudican especialmente a las madres de más hijos.

Con una simple pensión de 1.000 euros al mes, que no es ninguna locura, las madres que han tenido dos hijos se quedan igual y las de tres hijos o más se ven perjudicadas con esta reforma. Y si miramos la pensión de 21.000 euros (que está por debajo del salario medio en España) ya las únicas beneficiadas por esta reforma son las madres de un único hijo.

Por tanto, aunque veo bien que se introduzca progresividad en este complemento, que haya perdedoras con pensiones tan bajas y que la reforma se cebe especialmente en las madres con mayor número de hijos me parece una mala decisión y que, además, crea incentivos perversos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio