Compartir
Publicidad

¿Justicia gratuita?

¿Justicia gratuita?
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nunca te acostarás sin saber una cosa más, decía Petete. Y yo he descubierto hoy el significado de la palabra querulancia. Ah, que vosotros tampoco sabéis que es. Pues me pongo académico, dícese de la manía, de la obsesión patológica por presentar denuncias, querellas, reclamaciones, contra todo bicho viviente. Creo que han aislado el virus en algún plato televisivo de programas del corazón.

Pero seamos sinceros, esto no es solo cosas de famosos. Desde siempre, en el mundo de la abogacía, los gallegos tienen fama de querulantes. Querulantes light, pero querulantes. Pero ojo, que ahi tenemos también la famosa querella catalana. en definitiva el tema esta extendido, aunque hay casos. como el del ciudadano estadounidense Riches, con más de 1.000 demandas que son de Guinness. Bueno, serán de Guinness si no prospera la demanda que ha interpuesto para evitar ser citado como recordman querulante. Pero, ¿y esto que relación tiene con la Economía?

No se cuales serán las facilidades de Riches, pero en España hay unas cuantas. del Nuestra Constitución determina que la Justicia será gratuita cuando así lo determine la Ley, y en todo caso para aquellos que acrediten insuficiencia de recursos para litigar. Estupendo. De hecho, el de la Justicia es uno de los campos que entiendo pertenecen por definición ale Estado. reconozco que el arbitraje puede funcionar en determinado sectores, pero el Poder Judicial como Poder del estado me parece insustituible. El problema es como ser articula eso de la gratuidad.

Para empezar, eso de gratis chirría. Todo tienen un coste. Y alguien lo asume. En este caso los Presupuestos Generales del Estado. Sin entrar en mayores profundidades, las dos grandes manifestaciones de dicho principio en nuestro sistema son:

  • La inexistencia de tasas judiciales para poder entablar un proceso (salvo para empresas en determinados supuestos).

  • El beneficio de justicia gratuito, reconocido, entre otros, a todos aquellos que cuenten con ingresos inferiores al doble del Salario Mínimo Interprofesional.

Pues bien, me temo que el sistema, que comparto en sus orígenes, chirría y mucho por los abusos, favoreciendo una hipertrofia de la judicialización de las relaciones sociales. Como es gratis te voy a meter un paquete, el abogado me sale gratis, el juicio también y soy insolvente. De estos casos los hay a patadas. Si a eso le sumamos el descaro en las peticiones de dicho beneficio, con ocultamiento de ingresos, la falta de rigor a la hora de desestimar previamente asuntos indefendibles, etc, se explican parte (he dicho parte) de la crisis de nuestro sistema, que a duras penas se sostiene por el rigor de algunos profesionales judiciales sobrecargados de trabajo y el decoro de abogados y procuradores que cobran de las arcas publicas autenticas miseras y con largos periodos de retraso. Y eso empezará a traer consecuencias.

Por si acaso alguno ya se va adelantando, y es que el nuevo Ministro de Justicia propondrá a las Cortes

la creación por ley de un depósito de escasa cuantía y previo a la interposición del recurso, cuyo fin principal será el de disuadir a quienes recurran sin fundamento.

Creo que avanzamos hacia el copago judicial. tiempo al tiempo. Yo no soy muy optimista, creo que es otro impuesto encubierto y que dudo se aplique realmente a dichos fines, pero me gustaría saber lo que pensáis. ¿Opiniones al respecto?

Vía | AIRE Más información | Iabogado, Ley de Asistencia Jurídica Gratuita Imagen | Steve Punter

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos