Compartir
Publicidad

Meditación fiscal [por IC]

Meditación fiscal [por IC]
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Donde este la declaración del IRPF que se quite cualquier declaración de amor. Se trata de un verdadero ejercicio de amor, con ribetes sadomasoquistas, que nos obligan a realizar año tras año. para mi personal e intransferible gusto, se trata de uno de los mayores ejercicios de introspección, de autoconocimiento, al alcance del ciudadano medio. Lejos, muy lejos, quedan los ejercicios espirituales, las confesiones de sacristía, la meditación trascendental o la lectura relajada del Playboy. La comunión intima que alcanzo con mi cita anual, con mi autorretrato fiscal, no la cambio por nada.

Es por ello que me cuesta entender que haya quien no la entienda, quien se la enjarrete al gestor, quien sencillamente renuncie a conocer su deliciosa complejidad, sus mil recovecos. Ellos se lo pierden. Todavía hoy hay personas, como las que me comentaba aquel asesor fiscal, encantadas de la vida después de que les hayan dicho que les toca a devolver una cantidad jugosa. Siempre y cuando se trate de ciudadanos que jueguen limpio, me cuesta comprender que alguien se alegre de que el Estado le haya retenido a tipo 0 y durante más de un año una suma que no le corresponde.

Y es que les cuesta a entender a muchos que la expresión devolución no es una forma de hablar. Por ejemplo a aquellos indignados que, desde su condición de pobres de solemnidad, se desesperan al grito de que hacienda no les devuelve nada. ¿Qué pretenden que les devuelvan?, ¿la memoria? No tienen muy claro que jamas verán devuelto algo que nadie les quito. Los impuestos son cosas de ricos. Es decir, de clase rica. A ver si el Gobierno, en su nueva versión de guardián entre el gasto publico, imparte alguna que otra lección.

Por lo pronto hecho de menos encontrarme en en la FNAC con un ejemplar del tipo IRPF para dummies. Yo lo veo muy necesario. Tanto que voy a aportar mi granito de arena. En estas mismas paginas Remo ha dado explicaciones soberbias sobre el IRPF. Yo voy a permitirme ir más al detalle. Para dummies total: un breve mapa del IRPF, tan goloso como el del clítoris.

  • Casilla 754: Ese cantidad indica el total de vuestro dinero del que papá Estado se ha apropiado a lo largo del 2009. Por si acaso, que no sois gente de fiar y que luego igual os vais sin pagar.
  • Casilla 730: Lo que dice Elena Salgado que le corresponde al Estado antes conocido como España.
  • Casilla 731: Lo que dice Elena Salgado que le toca al sátrapa de vuestra Comunidad Autónoma.
  • Casilla 741: Lo que toca pagar, sumadas las dos minutas antes expuestas, y hechos unos pequeños ajustillos. Eso es lo que tu pagas por IRPF, independientemente de si te toca a pagar, a devolver, o a bailar un bolero. Tiene un nombre poético: cuota resultante de la autoliquidación.

Por tanto, amigos, que te toque devolver o pagar depende de la relación entre la primera y la última de las casillas citadas. Y me pregunto si la alegría que les embarga a algunos pobres contribuyentes sería tal si, por ejemplo su abogado, les pidiese una provisión de fondos de diez mil euros para un asunto que, más menos, no excedería de los seis mil. ¿Recibirían con alborozo esos 4000 euros tras haber dejado de verlos durante dos años? Pues eso, que el Estado no sabe como hacernos feliz. Estocolmo en estado puro.

Al hilo de lo comentado, os recomiendo otro ejercicio de autoexploración fiscal, pura poesía de quebrados. En el numerador la casilla 741, en el denominador la suma de la 620 y de la 630. Es el porcentaje de vuestros ingresos que dejan de ser vuestros, que pasan a ser dinero público, o sea de nadie, o sea, de todos menos de ti.

Desconozco si aquellos que hayáis prestado por primera vez atención a estas menudencias estáis sorprendidos con las cifras y porcentajes. Quizás os ha parecido demasiado trabajo para saber cuanto dinero os “expropian” por la vía del IRPF, más allá del ejercicio de trileros que supone la cuota de ajuste a ingresar o a devover. Reconozco que es un poco de frikis el entretenerse con estas cosas. Por eso, y teniendo en cuenta que nuestros políticos están deseando que estemos informados, desde aquí les propongo algo mucho más sencillo para Juan Español y mucho más ambicioso. La comunicación a cada ciudadano de su factura fiscal agregada.

Si, pretendo que la Administración nos diga, en números grandes en que relación nos hayamos con ella. Para empezar, y tirando de mi maravilloso NIF, la suma de todos los impuestos, siendo consciente de que me quedare corto en aquellos casos en los que no se emite factura o la operación es de un importe pequeños. Ahí juntitos quiero ver mis IVAS, mi IRPF, mis contribuciones municipales, mis cotizaciones sociales, etc . Para hacer país, para que sepamos que nos cuesta a cada cual el llamado (por algunos) Estado del Bienestar. Para dummies oiga, pero para dummies informados.

En El Blog Salmón | La Alianza de los Contribuyentes: te estamos vigilando
Imagen | Flowery *L*u*z*a*

Avatar de IC

IC ha sido colaborador habitual en El Blog Salmón y ahora escribe una

columna semanal donde muestra su punto de vista de los asuntos económicos

más relevantes.


Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos