Compartir
Publicidad

Nadia Calviño, así es la nueva Ministra de Economía

Nadia Calviño, así es la nueva Ministra de Economía
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La directora general de Presupuestos de la Comisión Europea, Nadia Calviño, es la elegida por el Presidente Pedro Sánchez para dirigir el Ministerio de Economía de España. Su elección ha reforzado la posición de las mujeres en las principales carteras económicas, sino que en el caso de Calviño es también el perfil europeísta dirigida a los miembros de Europa.

Su experiencia en materia de presupuestos es clave a la hora de la negociación de los fondos para agricultura, cohesión o empleo. Es decir, Calviño va a trabajar para los intereses españoles sobre la propuesta diseñado por el servicio que hasta el día de hoy dirigía ella.

Nos podemos preguntar: ¿Ha sido una elección adecuada la de Nadia Calviño como Ministra de Economía?

Nadia Calviño vuelve al Ministerio de Economía

Calviño lleva más de una década siendo un alto cargo en los organismos económicos de la Unión Europea. Antes de este cargo, había sido directora general adjunta en materia de servicios financieros en la Dirección General de Mercado Interior y Servicios de la Comisión Europea de 2010 a 2014.

De 2006 a 2010 ocupo la Dirección General de Competencia del Ejecutivo comunitario el cargo de directora general adjunta en materia de Fusiones y Defensa de la Competencia. Ir al Ministerio de Economía será volver a casa, ya que llegó a las instituciones europeas procedente de este ministerio.

Empezó en 1994 a trabajar en tiempos de Felipe González en el ministerio, continuando en la época de José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero hasta el 2006, desarrollando diferentes funciones.

Con la llegada de Solbes al Ministerio de Economía, entre el año 2004 y el año 2006 ocupó el cargo de directora general de la Competencia tras haber sido directora adjunta de Fusiones durante el año 2001 al 2004 y del Servicios de Asuntos Legales del año 2000 a 2001.

Previamente había sido jefa de gabinete en la secretaria de Estado de Comercio y Turismo, y trabajó en los servicios de análisis macroeconómico y laboral, entre otras funciones. Antes de empezar a trabajar para el Gobierno, Calviño fue consultora para firmas de abogados y profesora asociada en la Universidad Complutense de Madrid.

Calviño figura clave en el Ministerio de Economía

La prioridad económica del nuevo Gobierno es reducir al máximo la incertidumbre que se ha generado con la moción de censura, en plena crisis del Gobierno italiano. Si se ha visto durante estas semanas, es que, aunque la economía fluya, España aún le afectan los golpes que sufre el euro.

Calviño y Sánchez quieren mostrar el compromiso con el cumplimiento de los compromisos con la Comisión Europea, aunque el nuevo Gobierno son conscientes que este año el objetivo de déficit del 2,2 por ciento del PIB es difícil de cumplirlo.

El principal reto de la nueva ministra en su cargo es dar confianza y certidumbre a los inversores, a los empresarios y a la Comisión Europea, donde debería trabajar conjuntamente con el ministro de Exteriores, Josep Borrell.

Los contactos con la Comisión Europa han sido satisfactorios, sobre todo después que el nuevo Presidente Pedro Sánchez se comprometiera a mantener los Presupuestos Generales del Estado del 2018, al que ya le habían dado su beneplácito.

Calviño es nombrada en un momento que está en marcha la negociación institucional de la eurozona. A final de mes, los jefes de Estado de los países miembros pretenden llegar a un acuerdo sobre una mayor unidad fiscal, bancaria y hasta de la deuda pública.

Los retos que se enfrenta Calviño

Las agencias de calificación crediticia ya han comentado el cambio del Gobierno en España. Y no piensan que la incertidumbre vaya a tener un efecto a corto plazo en el ráting de España.

Otro de los grandes retos que tendrá que hacer frente Calviño será qué hacer con Bankia, entidad bancaria en la que el Estado español conserva el 61 por ciento del capital a través del FROB y que el Gobierno del PP se había comprometido a privatizar antes que finalizará el año.

En el caso de Bankia, el nuevo gobierno, deberá reflexionar con sus apoyos políticos en el parlamento, especialmente Unidos Podemos, presionen para que Bankia sea el inicio de una nueva banca pública que contribuya a devolver a los españoles las ayudas sufragadas en el rescate.

Calviño deberá gestionar los Presupuestos Generales del Estado heredados del Gobierno del PP. El pactó PP y PNV y Ciudadanos, pero ahora quiere enmendarlos en el Senado para retirar las propuestas que incluyeron para contentar al PNV, cuyos votos fueron claves para sacarlos del Gobierno.

Además el nuevo gobierno tendrá que elaborar la cuentas del 2019. Tarea difícil considerando que existe una gran fragmentación dentro del parlamento español.

Por otra parte, el nuevo gobierno, a través del Ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ya ha comentado que van a intentar suavizar los aspectos más agresivos de la reforma laboral del Gobierno del PP, entre ellos la negociación colectiva y los salarios justos.

El PSOE saca de nuevo el impuesto a las entidades financieras o a la banca para el pago de las pensiones, o la revalorización de estas prestaciones en el marco del Pacto de Toledo.

En El Blog Salmón | Cambiamos Montoro por Montero: así es la nueva Ministra de Hacienda de España

Imagen | RTVE

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio