Compartir
Publicidad
Publicidad

Sistema de organización local en Valencia, el trueque como movimiento asociativo

Sistema de organización local en Valencia, el trueque como movimiento asociativo
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Llega a Valencia el SOL, Sistema de organización local basado en los antecedentes de SEL (sistema de intercambio local, con antecedentes francesas (PDF)). Un SEL es una asociación en la que se establece una base monetaria propia y funciona mediante el intercambio y valoración de bienes y servicios de mutuo acuerdo entre sus propios miembros. El esquema es muy parecido a los bancos de tiempo que existen en algunas zonas, con la salvedad que en esta asociación, existe una contabilidad propia de los intercambios recibidos y una “cuenta de crédito” particular de cada asociado.

El objetivo principal de este tipo de asociaciones radica en la cobertura social a personas que no cuentan con los medios suficientes para acceder a determinados bienes o servicios pero si pueden ofrecer a cambio sus propios productos o servicios al resto de miembros. Al fín y al cabo, no deja de ser una transacción económica del estilo “tu bicicleta por mis tebeos” o “tu rato de plancha por unos discos en vinilo”.

Estas asociaciones tienen unos costes que no se sufragan con intercambios y se requiere también una cuota monetaria en euros para sufragar aquellos gastos que no se pueden intercambiar. Por ejemplo, si la asociación no tiene local y decide alquilarlo pero el dueño del mismo es un materialista monetario que quiere cobrar en euros y no en la moneda de la asociación, no hay más remedio que pasar por la caja del banco.

Este tipo de asociaciones y movimientos de economías paralelas quieren poner en práctica economías anticapitalistas y antiespeculativas, pero ninguna de las dos premisas es cierta. Por ejemplo, desde el punto y hora que la negociación del intercambio no está regulada, la fijación de precios es libre entre las partes y por tanto es la propia base del sistema capitalista. Más capitalismo imposible, dado que yo soy el que fija el precio a mi bien y aceptaré el trueque si la oferta contraria me satisface.

En esta tesitura, también se favorece la especulación porque para dar lugar a la obtención de una necesidad concreta, se pueden necesitar varias transacciones puente. Estas transacciones pueden llevar a cambio bicicleta por cómics, para cambiar estos comics por televisor y una vez tenga televisor adquiero el microondas. En definitiva, el funcionamiento básico del mercado no se afecta, simplemente se cambia el sistema monetario que refleja los valores de intercambio.

Personalmente no me gusta la idea, dado que las asociaciones deben tener objetivos más concretos que esta. La solidaridad se puede practicar sin una estructura jurídica y tenemos multitud de ONG´s en todas las ciudades que necesitan productos, servicios y ayuda monetaria para cubrir las necesidades de la población afectada sin que tengan que pagar previamente 10 euros como es el caso de Valencia.

No obstante, cada cual desempeña su tiempo como le parece y hace con sus bienes lo que considera, por lo que como ocio o vía de “innovación económica” puede estar muy curioso para muchos individuos.

Más Información | Red sostenible y creativa
En El Blog Salmón | Nos gusta usar una moneda, ¿Qué es el dinero?
Imagen | Dario Sanches

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio