Compartir
Publicidad
Publicidad

Delante y detrás de las necesidades

Delante y detrás de las necesidades
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Normalmente la gente suele estar de acuerdo en que una familia viva por encima de sus posibilidades a la larga es un suicidio financiero, en cambio curiosamente es un tema en el que se ve más la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio.

Se hablado anteriormente sobre el exceso de rascacielos, las inversiones realizadas en Dubai creyendo que sólo con eso entraría el dinero a raudales, el síndrome de la bandera en el mástil y demás. Es decir, de hacer las cosas creyéndonos que todo se va a quedar pequeño enseguida, por lo que necesitamos lo más grande, lo más aparatoso.

Cuando escribí sobre que algunas infraestructuras no se deberían de haber realizado, recibí un montón de críticas sobre ello, pero sigo opinando en que se debe de ir por detrás de las necesidades, no anticipando necesidades que no parecen existir como ha sido el caso de la muy criticada estación de AVE de Ciudad Valdeluz.

Esto es habitual con las empresas, muchas veces aquellas que reciben una gran dosis de capital empiezan a gastar y gastar, cuando lo importante es mantener los gastos lo más bajos posibles. Supongo que es experiencia, pero cuando una empresa empieza y se pone a alquilar oficinas en la zona más exclusiva de la ciudad, a contratar a secretarias, a comprar muebles caros… No me suena bien, lo cual no dice que la empresa va a fracasar.

En cambio cuando veo a alguien que empieza su negocio en el garaje o en su mesa del comedor, con unos costes mínimos y no gasta más que lo mínimo imprescindible para que funcione el negocio hasta que empieza a tener ingresos, lo veo de otra manera. No es garantía de que triunfe, pero en caso de que caiga no habrá perdido más de la cuenta. Creo que explico quien tiene más y quien tienen menos papeletas en cada rifa.

Cuidado, esto no significa que nuestros clientes deban recibir un peor servicio por nuestra tacañería. Por ejemplo un hotel nuevo puede dejar una o dos plantas con las habitaciones sin amueblar y amueblar el resto de las habitaciones. Pero no puede dejar a los clientes sin agua caliente porque las calderas que se pusieron no tienen capacidad suficiente.

Por último, esto también lo he visto en actitudes personales. En mi época de estudiante de grado conocí a algunos que parecía que estaban planeando que color de corbata pensaban utilizar cuando los contrataran en alguna gran multinacional con un gran sueldo, en vez de pensar en que méritos debían de hacer para que les contrataran en la gran multinacional y luego pagaran el gran sueldo.

En El Blog Salmón | Cómo sobrevivir en el año de las "vacas flacas", Los aeropuertos españoles no son rentables Imagen | the doors jdm, Flickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos