Compartir
Publicidad
Publicidad

El difuso y confuso panorama económico

El difuso y confuso panorama económico
Guardar
9 Comentarios
Publicidad


El arsenal monetarista de la Fed se ha ido con todo y ha bajado la tasa de interés en un rango inédito de entre el 0% y el 0,25%, igualándose, casi, al nivel de Japón de los años 90 (que significó para el país asiático su década perdida). ¿Viene ahora una década perdida para los Estados Unidos? Habrá que verlo. Y vivirlo. Lo cierto es que viene una profunda devaluación del dólar y esto significará un regreso a la tierra del sueño americano.

Durante décadas los Estados Unidos consumieron más de lo que producían: con el 6% de la población mundial consumía el 25% del producto mundial. Y quienes no podían comprarse los Chrysler o Cherooke de Detroit, adquirían los autos coreanos para mantener el estándar y las apariencias, a costa de endeudamiento financiado por el resto del mundo. Ahora viene un largo período de vacas flacas para ese país que contaminará por igual a todo el planeta incluidos a quienes no disfrutaron la fiebre del consumismo.

La vuelta de tuerca, como siempre, es retroactiva. Y si tuvimos un 2007 galopante en demandas de los productos básicos (leche, trigo, maíz) en el cual la FAO y la ONU debieron preguntarse si las producciones de esos recursos se empalmaba con los requerimientos mundiales, con este nuevo coletazo viene un nuevo repliegue y nada podrá detener la muerte por hambre de 25.000 personas al día. ¿Es esto una economía globalizada? La FAO y la ONU han fracasado.

El tiempo se agota. Y si Usted tiene la suerte de vivir en una metrópolis donde aún no se notan los signos del estancamiento, adopte medidas porque ya llegarán. Y en esto juega un rol dramático la distribución de la riqueza que, a diferencia de los años 30 (otra más) juega en contra. Por eso es que si bien ambas crisis son comparables en términos cuantitativos, no lo son en términos cualitativos. El daño puede ser mucho más severo. Hasta Paul Krugman confiesa su preocupación por los días que vienen. Y aunque suene burdo, necesitaremos mucha creatividad, y también mucha suerte para salir de este escollo. Si es que salimos.

Imagen | Malkav

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos