Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Por qué 400 super millonarios de EEUU no quieren que les bajen los impuestos?

¿Por qué 400 super millonarios de EEUU no quieren que les bajen los impuestos?
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Más de 400 fortunas de estados Unidos han enviado una carta al Congresos instando a los congresistas y legisladores republicanos a no realizar una bajada de los impuestos. Esto puede sonar algo raro que alguien diga que no le bajen los impuestos y la carga impositiva.

Estas fortunas están compuestas de altos directivos, dueños de empresas, emprendedores, médicos, abogados y una serie de personas con grandes fortunas que dicen que si se reduce los impuestos aumentará la inequidad de los ciudadanos en ese país.

La deuda de Estados Unidos se sitúa en los niveles más altos y con una gran desigualdad social llegando a los peores niveles de los años 20.

Nos podemos preguntar: ¿Quién va a pagar todos los recortes de impuestos en Estados Unidos?

La carta de las fortunas intenta influir en la decisión de recorte de impuesto de los republicanos

La carta la han firmado personalidades como George Soros, Steven Rockefeller, Ben Cohen, Jerry Greenfield, Eileen Fisher y muchas otras personas que forman parte del 5 por ciento más ricos de Estados Unidos. Este gesto lo han realizado ya que los republicanos debaten los detalles de la ley anunciada por Donal Trump en abril del 2017.

Por contra, los republicanos de Congreso no creen que se haya creado una reforma para bajar los impuestos a las grandes fortunas de Estados Unidos. El sistema impositivo de Estados Unidos está hecho para incentivar la inversión según el jefe de Consejo Económico de la Casa Blanca, Gary Cohn.

Donald Trump plantea un plan que va a realizar un gran recorte de impuestos para los ciudadanos de Estados Unidos, y estas fortunas quieren intervenir dentro del debate que entra en sus recta final. El Senado y la Cámara de Representantes han puesto encima la mesa las propuestas de reforma impositiva que esperan aprobar en el mes de diciembre.

Con el plazo de mediados de diciembre, muchas de las fortunas y los congresistas ven estas semanas como la última oportunidad para influir en lo que aprueben los republicanos, quienes en está ocasión se espera que voten en bloque, de acuerdo con lo que ha establecido Trump.

Los republicanos buscan una reforma impositiva para aumentar la inversión

Muy al contrario de lo que quieren los republicanos la mayor de las veces cuando sube la renta no se traslada en consumo ni en inversión dentro de los hogares. Por tanto, las grandes fortunas afirman que dentro de su carta de una propuesta de la organización de “Riqueza Responsable”.

El concepto “Riqueza Responsable” establece que las empresas de Estados Unidos han registrado beneficios a niveles récord y que los millonarios no necesitan más dinero del que tienen ya. Por contra, aseguran que están dispuestos a que se los suban, si el dinero es invertido en áreas como la educación, investigación o infraestructuras para el país.

También quieren asegurar la permanencia de los programas públicos de salud destinados a los más desfavorecidos económicamente.Los republicanos dicen que no pueden permitir gastar dinero, per a su vez, pueden permitir que las fortunas de Estados Unidos tengan un rebaja de sus impuesto. Las grandes fortunas dicen que esto para ellos no tiene nada de sentido.

Impuesto sobre la herencia en Estados Unidos

Aunque las iniciativas de reforma tributaria del Senado y la Cámara de Representantes de Estados Unidos tienen algunas diferencias, ambas quieren disminuir la carga impositiva a una gran cantidad de fortunas.

Las fortunas que critican la reforma se refieren a la propuesta de eliminar el 'estate tax' o impuesto sobre la herencia, que sólo se paga sobre los activos que valen más de 5,49 millones de dólares estadounidenses, que han sido recibidos por los herederos de una fortuna.

Se calcula que alrededor de unas 5.000 familias pagan este impuesto en la actualidad. Claramente uno de los puntos más controvertidos ha sido el impuesto sobre la herencia. Solo recortando este impuesto se pierden alrededor de 269.000 millones de dólares estadounidenses en 10 años.

Estos 269.000 millones de dólares estadounidenses representan más que el presupuesto combinado de la Administración de Alimentos y Medicamentos, los Centros para el control y la Prevención de Enfermedades, y la Agencia de Protección Medio Ambiental.

¿Quién va a pagar todos los recortes de impuestos en Estados Unidos?

Trump presentó en septiembre su reforma fiscal como el mayor recorte fiscal de la historia de Estados Unidos. El plan no deja de ser una incógnita, dado que se ha propuesto reducir los impuestos a las grandes fortunas y bajar la carga impositiva de las empresas y, a la vez, mejorar las condiciones de la vida de la clase media americana y a las personas con menores ingresos.

La gran incógnita que surgen es quién va a pagar todos estos recortes de impuestos en Estados Unidos.

La reforma de Trump propone la disminución del impuesto de sociedades del 35 al 20 por ciento, una reducción tope para las rentas más altas del 39,6 al 35 por ciento, y duplicar el mínimo exento, que actualmente se encuentra en 12.000 dólares estadounidenses anuales en el caso de una pareja en la que los dos estén trabajando.

Además se incluyen medidas para repatriar capital y una simplificación de los tramos fiscales, que van a pasar de siete a tres (12 por ciento, 25 por ciento y 35 por ciento).

El gobierno de Trump realiza una fuerte rebaja impositiva para generar suficiente crecimiento económico para compensar el efecto sobre las arcas públicas de Estados Unidos a medio plazo. Pero los demócratas avisan que la factura de la reforma la terminarán pagando los programas sociales.

El estudio de 'think-tank Tax Foundation' han realizado el calculo que la puesta en marcha de esta reforma puede costarle a las arcas públicas de Estados Unidos unos 5 mil millones de dólares estadounidenses en 10 años. Este representa un gran agujero en contra de los intentos de los republicanos para reducir el déficit público en un 3,2 por ciento del PIB, y la deuda pública superior al 82 por ciento del PIB.

¿Por qué 400 super millonarios de EEUU no quieren que les bajen los impuestos?

Las fortunas creen que el plan de Trump es absurdo. Dicen que según los republicanos, no nos podemos permitir gastar más dinero público, pero sí reducir los impuestos a los más ricos. Esto no tiene sentido para nosotros y para los ciudadanos estadounidenses tampoco.

Los millonarios resaltan que el plan tributario republicano beneficiaría desproporcionadamente a los más ricos, al tiempo que agregaría al menos 1,5 billones de dólares estadounidenses en recortes de impuestos al déficit a lo largo de la próxima década. Esto afectará directamente a la reducción de los programas sociales.

Las fortunas no creen que ni es justo ni sabio proporcionar una rebaja fiscal a los ricos a expensas de las familias trabajadoras, especialmente si esta se financia desmantelando programas que permiten cubrir necesidades fundamentales como la salud y la alimentación.

En El Blog Salmón | Todo el mundo se sube al carro de los impuestos negativos: qué son, para qué sirven y qué modelos proponen los partidos españoles

Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos