Compartir
Publicidad
Publicidad

Radiografía de los costes laborales en España

Radiografía de los costes laborales en España
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los ajustes salariales durante la crisis prácticamente han congelado los costes laborales en España, hasta el punto de que estamos a la cola de la Unión Europea en este apartado. Según datos de Eurostat correspondientes a 2016, aunque España es la quinta potencia económica en términos de PIB, hay trece países con unos costes laborales superiores a los nuestros, lo que nos sitúa en el vagón de cola de Europa a nivel salarial.

En este sentido, recientemente el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó la Encuesta Trimestral de Coste Laboral correspondiente al segundo trimestre de 2017, estadística que apunta precisamente en ese sentido: el coste laboral de las empresas baja un 0,2% en el segundo trimestre del año y el coste salarial por trabajador y mes disminuye un 0,1%.

Coste laboral y coste salarial en España

Captura De Pantalla 2017 09 17 A Las 16 25 47

En concreto, el coste laboral mensual por trabajador se situó en 2.584,58 euros a mediados de año, lo que supone un descenso del 0,2% respecto al mismo periodo del año anterior. De ese importe, 590,47 euros, casi el 23%, corresponde a las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, y 1.942,01 euros se destina a salarios. El resto son indemnizaciones, prestaciones sociales...

Captura De Pantalla 2017 09 17 A Las 16 25 53

Por su parte, el coste salarial, formado por salario base, complementos salariales, horas extraordinarias, etc, se sitúa en 1942,02 euros por trabajador y año, apenas un euro menos que hace doce meses. Mientras tanto, los costes no salariales se reducen un 0,5%

Diferencias significativas por sectores y comunidades

Captura De Pantalla 2017 09 17 A Las 16 34 19

Al analizar los datos por sectores económicos se aprecian diferencias muy significativas en los costes laborales. Como vemos en la imagen, los suministros de energía, las actividades financieras y de seguros, las industrias extractivas y el sector de información y comunicaciones son los que tienen los mayores costes laborales, con variaciones anuales bastante significativas también.

Mientras tanto, hostelería, otros servicios, actividades administrativas y actividades artísticas son los sectores con menor coste laboral por trabajador y mes. Significativo además que la mayor caída anual la haya experimentado la Administración Pública.

Captura De Pantalla 2017 09 17 A Las 16 34 43

Las diferencias también son significativas por Comunidades Autónomas: Madrid, País Vasco, Cataluña, Navarra y Asturias son las regiones con costes laborales más elevados, mientras que Castilla y León, Murcia, Galicia, Canarias y Extremadura se sitúan a la cola.

En Madrid y País Vasco, por ejemplo, el coste laboral supera en más de 300 euros la media nacional y en casi mil euros el coste laboral de Canarias o Extremadura. En estas dos comunidades dicho coste es inferior a la media en torno a los 300 euros, una prueba más de que a nivel económico, en España hay dos Españas.

¿Cuánto tiempo trabajamos?

Según el INE, durante el segundo trimestre del año, la duración media de la jornada semanal, considerando conjuntamente tiempo completo y tiempo parcial, es de 34,3 horas, de las cuales se "pierden" de media 4,3 horas semanales debido a vacaciones y fiestas no disfrutadas.

Captura De Pantalla 2017 09 17 A Las 16 42 29

Por tipo de jornada se observan diferencias salarias notables: 15,52 euros/hora para tiempo completo, frente a 10,40 para tiempo parcial. La diferencia, de 5,12 euros por hora es significativa. Además, los trabajadores a tiempo completo casi duplican las horas de trabajo efectivo realizadas por los empleados a tiempo parcial (34 horas semanales frente a 18,1).

La economía se recupera, los salarios no

A raíz de estos datos, una de las conclusiones más evidentes que podemos sacar es que a pesar de que la economía española se recupera, no le ocurre lo mismo a los salarios. Los costes por hora trabajada están hoy prácticamente al nivel de 2012, cuando la economía española atravesaba serias dificultades. Esto se traduce en la práctica en que los salarios están congelados desde hace cinco años.

Nos dicen que la contención salarial nos ha permitido ganar en productividad y competitividad, a la vez que generar empleo. Siendo esto cierto, si salimos a la calle nos encontramos con que la recuperación económica y de calidad de vida en las familias no termina de cuajar debido a los bajos salarios, que además son significativamente más bajo que los de los países de nuestro entorno. De hecho, España es el país de la Unión Europa donde menos crecen los salarios, como se observa en esta imagen de Eurostat:

Grafico Eurostat Evolucion Salarios Ue Ediima20170915 0175 19

Es comprensible que no queramos subir los costes laborales para evitar entorpecer nuestra capacidad de inversión y de contratación, lo cual es especialmente relevante en las pymes. Sin embargo, es necesario que los salarios suban. Un país que presume de ser la quinta potencia económica de Europa no puede permitirse tener un salario mediano en torno a los mil euros netos.

Irremediablemente, los bajos sueldos actuales incitan a muchas personas a buscarse la vida (a veces solo un sobresueldo) en el mercado no oficial para poder sobrevivir a los bajos ingresos oficiales que ofrecen las empresas. Y esto, queridos lectores, precariza aún más el precario empleo de nuestro país.

En El Blog Salmón | La economía ha vuelto al nivel pre-crisis pero no en empleo ni en sueldos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos