Compartir
Publicidad

Amazon aterriza en los pagos móviles y puede dejar nuevas 'víctimas'

Amazon aterriza en los pagos móviles y puede dejar nuevas 'víctimas'
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Era de esperar. Amazon ha alcanzado a otro segmento con sus largos tentáculos: el de los pagos móviles. La jugada era previsible: su móvil, más orientado a la compra que a la experiencia de usuario 'normal', era sólo el primer paso. Ahora ha sacado al mercado su sistema de pago, similar a otros competidores, pero con unas tarifas para el comercio que golpean a actores más pequeños del mercado. Uno de los grandes damnificados es Square, la startup iniciada por el también cofundador de Twitter, Jack Dorsey.

Square fue uno de los precursores de este segmento. Sacaba al mercado hace un par de años un sistema por el que cualquier dispositivo móvil (smartphone o tableta) hacía las veces de tarjeta de crédito. Con un simple lector que se conecta fácilmente al dispositivo, se efectúa la compra. Sus ingresos por transferencia eran más caros que un TPV tradicional, como nos explicaba en su momento IC en Pymesyautonomos. 2,75% de cada operación, similar a la que impusieron otros 'actores' del segmento.

Pero, en este segmento de los pagos móviles, uno de los más pujantes en la llamada industria 'fintech' (tecnología aplicada a las finanzas), los gigantes tienen mucho que decir. Amazon ha dado el paso. Ha presentado su propio adaptador y sistema de pago. Pero, con una diferencia fundamental para los comercios y negocios que lo adopten: lo que la firma de Bezos ingresa por transacción hasta enero de 2016 es un 1,75% (un punto porcentual menos que Square) para las empresas que se registren antes del 31 de octubre. Eso implica reducir al máximo sus márgenes, pues su 'core business' es el comercio y no tanto el pago.

Como es lógico, impacta de lleno en la línea de flotación de Square. Tener a un competidor que, a la vista de los movimientos de los dos últimos años, no teme a las pérdidas si con ello gana cuota de mercado para crecer es un duro golpe. Máxime cuando tu situación económica no es, precisamente, la ideal.

De hecho, según explicaba recientemente el Wall Street Journal, Square cerró el año 2013 con unas pérdidas de 100 millones de dólares. El dinero de su última ronda de financiación, que alcanzó los 340 millones de dólares, se estaba agotando y, de acuerdo con el diario, inició conversaciones con gigantes como Apple, Google o Paypal para su venta. Incluso, con Visa. El problema radica en la rentabilización: de ese 2,75%, la firma sólo se queda con una quinta parte y el resto se destina a pagar a Visa.

Lo que se temía ha llegado: la competencia de los grandes en este segmento es casi imposible de igualar. Gigantes con flujos de caja inigualables y con la posibilidad de ajustar mucho más sus márgenes plantan cara. Desde Forbes señalan que su venta (y rápida) es la única salida. Sin embargo, en la empresa han pensado que la diversificación es la solución, 'atacando' a segmentos concretos. En un amplio reportaje en la revista FastCompany, señalan algunos de esos proyectos en los que trabaja o que ya ha lanzado: reservas de restaurantes, servicio 'peer-to-peer' para el envío de efectivo a través de email, un sistema online para adelanto en efectivo para los comerciantes...

Es un actor relativamente pequeño (su última valoración se cifró en 5.000 millones de dólares), que tiene la posibilidad de conquistar pequeños nichos en los que hacerse rentable. Eso o la compra de uno de los grandes. Pero, el movimiento de Amazon no ha sido, precisamente, algo para celebrar.

En El Blog Salmón | Mastercard y Moneto introducen los pagos NFC en iPhone y resto de smatphones

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio