Compartir
Publicidad

El caso Freitag

11 Comentarios
Publicidad

Cuando uno estudia ciertos casos de negocio cuesta no convertirse en un fan al darse cuenta de lo bien que están montados. Es decir, uno estudia Starbucks y acaba yendo a uno a tomar un café o estudia Zara y acaba comprándose un traje. Freitag es uno de esos casos, me ha costado resistirme a comprar una bolsa que en este momento no necesito. Freitag es una empresa suiza fundada por dos hermanos que se dedica a fabricar bolsas Messenger (o bandoleras) y similares con materiales reciclados. Cuando los hermanos Freitag se dedicaban al diseño gráfico buscaban una bandolera que les permitiera ir de un lado a otro de la ciudad en sus bicicletas sin que se mojaran los documentos que llevaban dentro no encontraron ninguna, decidieron hacérsela ellos mismos.

Acabaron teniendo que hacer más bolsas, porque sus amigos empezaron a pedírselas. De ahí a fabricarlas en serie y venderlas sólo había un paso.

Las bolsas Freitag tienen varias características, la primera es que son ecológicas, puesto que están fabricadas con materiales reciclados. Lonas viejas de camión, cinturones de seguridad y cámaras de rueda de bicicleta. Además son únicas, puesto que al haber sido fabricadas con viejas lonas de camión no hay dos iguales. Eso las ha convertido en un producto de colección, dando una exclusividad con la que no pueden competir los fabricantes en serie.

Otra característica es lo que cuidan la distribución, venden por Internet, como casi todo el mundo hoy en día, pero la presencia física está bien cuidada. Si lo pensamos les permite actuar mejor con su público objetivo. También tienen una tienda en Zurich (la que aparece en el vídeo) hecha con contenedores reciclados. Coherencia pura con la marca.

Algo que me gusta mucho es lo poco que tuvieron que arriesgar para empezar la empresa, al tener materiales reciclados el coste fue sobre todo el tiempo que le dedicaron. Una demostración de cómo se puede empezar una empresa con pocos recursos.

Según su web hasta el momento han usado 200 toneladas de viejas lonas de camión (las compran, por si tienes algunas para venderles), 75.000 cámaras de bicicleta y 25.000 cinturones de seguridad. Emplean a más de 80 personas, tienen 4 tiendas propias y 350 puntos de venta en todo el mundo.

La verdad es que me ha costado no coger la tarjeta de crédito y encargar unas bolsa que no necesito, aunque los precios son un tanto disuasorios y me han ayudado.

Pregunta a los lectores ¿Conocen algún otro negocio en el que con tan poca inversión y materiales reciclados hayan conseguido una marca tan fuerte?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos