Publicidad

El revulsivo de Mayer en Yahoo no se refleja aún en las cuentas

El revulsivo de Mayer en Yahoo no se refleja aún en las cuentas
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Dieciséis compras, Tumblr incluido, y un rediseño externo e interno de la empresa después, Yahoo sigue sin despegar definitivamente. Las cuentas del segundo trimestre de este año volvieron a confirmar la debilidad de sus ingresos publicitarios, principal granero de facturación. Las ventas generales de la tecnológica alcanzaron los 1.100 millones de dólares, con un 1% de caída, mientras los procedentes de los anuncios se precipitaron un 11%. Ello ha obligado a revisar a la baja las previsiones para el resto del año.

Había muchas esperanzas puestas en la ex de de Google, Marissa Mayer, quien, con su llegada, ha devuelto a Yahoo al mapa, aunque sólo sea a golpe de titulares. Han sido dieciséis adquisiciones en todo este tiempo, donde destaca sobremanera la de Tumblr por 1.100 millones de dólares, con la que pretendía ‘conquistar’ una comunidad de fieles usuarios. Ha habido rediseños del sitio principal del buscador y de otros servicios como Flickr. Incluso, ha sido precursora al plegar velas en el teletrabajo y centralizar todos los servicios en las antiguas oficinas del diario New York Times.

La actividad de la compañía ha sido frenética en todo este tiempo de grandes titulares y muchos movimientos. Y las expectativas que se habían generado eran importantes. Los inversores confiaban (y supongo que confían aún) en un nuevo despegue y prueba de ello es la revalorización de las acciones en cerca del 70%, rozando la barrera de los 30 dólares.

Las cuentas

Pese a ello, los resultados sobre el papel no terminan de llegar. Las cifras de los balances, que es a la postre lo que mide el éxito o el fracaso de las estrategias, no despegan como se esperaban. En el día de ayer la compañía presentaba los resultados de su segundo trimestre y desilusionaron.

La caída del 1% en los ingresos generales hasta los 1.100 millones de dólares (del 7% si se incluyen los pagos a sus socios comerciales) y del 11% en el negocio publicitario (hasta los 423 millones), motivado por la depreciación de los anuncios en el periodo (de un 2% de caída en los primeros tres meses a un 12% en este), sembraron de nuevo las dudas. Especialmente este último dato, pues los anuncios representan cuatro de cada diez dólares de su volumen de negocio.

Pero, aún con esas cifras, la compañía cerró el periodo con un beneficio neto de 331 millones de dólares, algo más de un 46% de incremento. ¿Qué hay detrás de ello? El gran comportamiento del grupo chino Alibaba, que se prepara para salir a bolsa, y que durante los últimos tres meses le reportó más de 800 millones de euros a la compañía liderada por Mayer.

Consecuencias

Como era de esperar, las consecuencias inmediatas llegaron en forma de ‘castigo’ en las bolsas. Las acciones que habían vivido una tendencia al alza continuada en el último año vieron cómo su precio se reducía en más de un 3,7% al finalizar la sesión bursátil, aunque las operaciones posteriores dejaron la caída en el 1,68% y un valor de 26,8 dólares.

El otro efecto tiene que ver con el futuro. La compañía se ha visto obligada a revisar a la baja sus previsiones para lo que resta de año. Ante la previsible reducción de precios de los anuncios y del volumen de negocio, la compañía fija entre los 4.450 y los 4.550 millones de dólares los ingresos para este 2013, frente al arco de 4.500-4.600 millones fijado anteriormente.

¿Demasiada impaciencia?

Y volvemos al debate de siempre... ¿Demasiada impaciencia? ¿Es muy pronto para valorar si Mayer ha conseguido reflotar una compañía que vivía perdida tras años de decisiones fallidas? La propia consejera delegada se refería a que, por ahora, se está en la primera fase de su estrategia: ganar tráfico web en todos sus sitios para, posteriormente, mejorar los ingresos publicitarios. Insistió en una “reacción en cadena”: contratación de talentos, creación de productos inspiradores para ganar más público y conseguir que ese tráfico incremente el interés de los anunciantes.

Es absolutamente cierto que sólo un año para una compañía que necesitaba una reubicación total en el mapa de internet no es mucho. Sin embargo, la velocidad a la que va internet requiere que los cambios sean rápidos y efectivos. La paciencia en estos lares es mucho más escasa.

Vía | Wall Street Journal y CNNExpansión En El Blog Salmón | Yahoo presentó ayer sus resultados: el negocio de la publicidad sigue cayendo, Marissa Mayer deja Google y será la nueva CEO de Yahoo, ¿Vale Tumblr 1.000 millones de dólares?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir