Compartir
Publicidad
Publicidad

Honda, más que coches

Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Honda es de las pocas marcas de coches japonesa que tiene el nombre de su fundador. Además está dentro del top 10 de los fabricantes mundiales, lo que posiblemente le asegura una continuidad. Aunque mi idea de hablar de Honda es hacerlo como fabricante de coches, Honda no es sólo un fabricante de automóviles, sino de más cosas.

Porque de dónde saca más dinero Honda no es de vender coches, sino de vender motocicletas. Las ventas globales de motocicletas de Honda son aproximadamente cuatro veces las de automóviles. Aparte fabrica Jets, cortacéspedes, generadores, motores para lanchas e incluso células fotoeléctricas.

Historia de Honda

Soichiro Honda siempre estuvo interesado en los automóviles. Hijo de un herrero ayudaba a su padre a reparar bicicletas. Fundó su primera empresa en 1937 para fabricar pistones para Toyota, pero hasta 1941 tras estudiar ingeniería (sin graduarse) y visitar fábricas acabó consiguiendo proporcionárselos a Toyota en 1941. La empresa fue destruida por un terremoto en 1945 y con lo que sacó de la venta de los restos a Toyota en 1945, fundó Honda en 1946 como un fabricante de motocicletas. Al principio los motores eran comprados, pero cuando se le acabaron empezaron a fabricarlos propios.

Un inciso, es algo que he comentado varias veces, el entorno empresarial y la experiencia previa es fundamental a la hora de montar una empresa. Por eso ha triunfado Silicon Valley a través de un entorno propicio y por esto montar una empresa de éxito recién salido de la universidad y sin experiencia es más la excepción que la regla.

La primera moto verdaderamente Honda (motor y chasis) fue fabricada en 1949, pero para 1964 Honda ya era el mayor fabricante mundial. Aquí tenemos un fabricante exitoso de motocicletas que empieza a sacar sus primeros coches, el primero de ellos en 1963. Estos primeros coches no eran sino kei cars, una categoría especial que sólo se vende en Japón de coches de baja cilindrada, pequeño tamaño y beneficiados fiscalmente. En ese sentido, Honda tenía razón al pasar a fabricar coches. Japón se volvía más rico y los japoneses podían pasar de permitirse una motocicleta a un coche pequeño en el que cabía su familia.

Los años posteriores Honda aumentó su gama y se expandió globalmente como fabricante de coches. En 1986 incluso se consideraron listos para lanzar su marca Acura de vehículos de lujo en Estados Unidos y Canadá. En este sentido se adelantaron a Toyota y Nissan que lanzaron sus marcas de lujo Lexus e Infinity respectivamente en Estados Unidos en 1989.

Eso sí, la expansión global de Acura ha sido más lenta que la de Lexus. Lexus es una marca global, que incluso se vende en Japón, mientras que Acura se introdujo en 2005 en México y en 2006 en China. En ese sentido, Honda ha sido menos ambiciosa que Toyota, y entre otros motivos por ese se venden muchos más Lexus que Acuras.

La estrategia de Honda

Al contrario que otros fabricantes de coches, Honda se ha limitado a tener dos marcas. La generalista y la de lujo. No es como la alanza Nissan-Renault, General Motors, Volkswagen o Fiat Chrysler que parecen acumular cuantas más marcas mejor, sino que han seguido una estrategia más limpia. Por otro lado al estar compartido con otros muchos más productos, la marca funciona de un modo distinto. Podemos tener un coche, una moto, una barca un serrucho y un cortacésped todos con el mismo logo dentro del garaje. En ese sentido la marca de Honda tiene cierto peligro de diluirse y no ser identificada

Por otro lado, siguen la estrategia de concentrarse en vender sólo unos pocos modelos, especialmente aquellos más rentables. Por ejemplo tenemos que en España sólo venden cuatro modelos, Jazz, CR-V, HR-V (próximamente) y Civic y sus variantes. El Legend y el Accord dejaron de venderse por ser poco rentables y en segmentos en decadencia en Europa, pero también los modelos híbridos. En Estados Unidos y Japón dónde su penetración de mercado es superior, tienen una gama mucho más completa.

Honda como empresa no está integrada dentro de ningún gran conglomerado japonés (keiretsu), aunque en cierto modo sucede que si además consideramos que es propietaria de buena parte de sus proveedores, es una especie de pequeño keiretsu en sí mismo, aunque sin que haya un banco, a pesar de la relación de amistad que tiene con el Mitsubishi Bank.

Aunque Honda es una empresa rentable, con buena fama en sus productos, queda por ver qué sucederá en un futuro en el que la industria del automóvil se vuelve más y más complicada. Para mí el mejor ejemplo es su robot ASIMO. Es un gran logro tecnológico, pero aunque fue lanzado en el año 2.000 y ha sido mejorado en varias ocasiones, pero no veo que haya sido rentabilizado o convertido en un producto vendible, sino que sigue confinado a los escenarios y exhibiciones.

¿Será Honda capaz de sobrevivir en un mundo cada vez más complicado? Estoy seguro de que los usuarios de El Blog Salmón tienen mucho que decir.

En El Blog Salmón | ¿Qué hacen en Toyota durante la crisis?

En Motorpasión | Logos de coches: Honda y las alas de Niké

Más información | Honda

Vídeo | Youtube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos