Compartir
Publicidad
Publicidad

La reconversión de las inmobiliarias o las empresas mutantes

La reconversión de las inmobiliarias o las empresas mutantes
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Las empresas cambian su negocio, una y otra vez, aunque no es habitual que lo reconozcan. Por ejemplo Indra se dedica a tecnologías de la información, pero si no recuerdo mal en algún momento de su historia fabricaron productos que no tenían nada que ver con su actividad actual. Pero las mutaciones no ocurren sólo en las grandes empresas, sino también en el pequeño negocio.

Un buen ejemplo de esto son las agencias inmobiliarias, crecieron como setas durante el boom inmobiliario, parecía que en cada esquina tenía que haber una, ahora quedan pocas, y lo qué es más, algunas han llegado a cambiar su actividad, en algún caso completamente, tenían esa opción o que las fuerzas de la competencia y la crisis acabaran con ellas.

Un caso que conozco más cercano es una inmobiliaria que se reconvirtió a la administración de fincas, un paso lógico dentro de lo que cabe. El negocio está relacionado y tras construir tantos edificios había muchas nuevas comunidades de propietarios que gestionar, nóminas de conserjes que pagar, etc. Supongo que no son los únicos que han dado ese paso, pero también habrá otros que los den.

Otro caso que he visto es una inmobiliaria que se reconvirtió a tienda de colchones, dejando de fabricar lo que había hecho hasta ahora para vender un producto de hogar. Creo que es el único caso que he visto, pero supongo que habrá más casos similares en la geografía española en los que una inmobiliaria haya pasado a ser un negocio completamente distinto, pero como dijo Ángel, el objetivo de una empresa es sobrevivir.

Pregunta a los lectores, ¿Conocen algún otro caso de inmobiliarias mutantes? ¿Cómo ha sido al mutación?

Imagen | pinguino, Flickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos