Compartir
Publicidad

Las startups españolas, territorio inexplorado por las grandes corporaciones 'patrias'

Las startups españolas, territorio inexplorado por las grandes corporaciones 'patrias'
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Representan la excepción. Las importantes operaciones de venta de startups españolas protagonizadas por grandes corporaciones de nuestro país se pueden contar con los dedos de una mano. Tuenti, por Telefónica, es probablemente la más llamativa. Si se analizan los principales 'exits' de los últimos años, es significativo este déficit.

La adquisición de startups puede tener varios objetivos para una gran corporación. El reclutamiento de un buen equipo (acquiring, en inglés) capaz de construir mejores productos dentro de una estructura mayor. La incorporación de un producto, tecnología o servicio que mejore el actual. O la conquista de un mercado a través de una compañía que lo controle.

Lo normal es que los grandes grupos de un país miraran a esas pequeñas empresas para considerar oportunidades de compra con la que conseguir alguno de esos objetivos. Sin embargo, en España es algo que casi no ha ocurrido en los últimos años. Repasando las principales operaciones, por volumen, sólo el desembolso de Telefónica por la red social Tuenti se podría destacar.

Otras como las recientes de Trovit, adquirida por el grupo japonés Next CO LTD por 80 millones de euros, o Milanuncios, incorporada al noruego Schibsted por 100 millones, tienen comprador extranjero. Al igual que Letsbonus (LivingSocial), PasswordBank (Symantec), Buyvip (Amazon), Indysis (Intel), Niumba (TripAdvisor), Wuaki TV (Rakuten), TopRural (HomeAway)...

En el pasado 2013, otras operaciones que tuvieron lugar en el 'ecosistema' español no cambiaron el guión: Blink comprada por el norteamericano Groupon; TouristEye por la multinacional de guías de viajes LonelyPlanet o la barcelonesa Fogg por Skyscanner.

No firman adquisiciones ni grandes grupos mediáticos. Ni importantes distribuidores online. Ni destacadas compañías de telecomunicaciones o bancos (BBVA y Santander han lanzando sendos fondos de inversión en startups, pero radicadas más allá de las fronteras españolas).

Pero, ¿por qué? ¿Cuáles son las razones que hay detrás? Puede que por desconocimiento del sector, por una apuesta por un crecimiento orgánico más allá de las compras o, simplemente, porque no ven una oportunidad en las jóvenes compañías españolas. Sea el factor que sea, deja claro que las startups españolas no son, por ahora, objetivo claro de los grandes grupos de nuestro país.

En El Blog Salmón | Los exits de 2013: algunas de las más importantes ventas de startups Imagen | Nohodamon

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos