Compartir
Publicidad
Publicidad

Los clicks de Playmobil contratacan

Los clicks de Playmobil contratacan
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Quien no ha jugado con un click de Playmobil? Yo pasé parte de mi infancia jugando con una autocaravana y una casa de la sabana africana, acompañados por un montón de muñecos. Los juguetes de Playmobil eran habituales en las habitaciones de los que fuimos niños en los 80. Y todavía consiguen encantar a los niños, ya que se trata del cuarto juguete más vendido. Teniendo en cuenta la fuerte competencia por parte de los juguetes con nombres impronunciables de hoy en día, creo que no lo hacen bastante mal.

Yo pensaba que se trataban de juguetes que estaban pasando de moda, por eso de un diseño que me resulta un poco anticuado y por venir ofreciendo productos bastante parecidos en los últimos tiempos. Pero no, se trata de un juguete de plena actualidad. Hoy cumplen los 30 años en España.

La historia de los Playmobil es interesante. En 1974 se empezaron a fabricar a partir de la crisis del petróleo, se trataba de juguetes que necesitaban poco plástico, su calidad los hacía bastante duraderos. Factor que no es despreciable cuando hablamos de niños, capaces de romper cualquier cosa. Han copiado su diseño en más de una ocasión, especialmente en Europa del Este. El padre de los Playmobil es el ingeniero alemán Hans Beck que fue el que los desarrolló como complemento a unos coches de juguete de la empresa.

Además debemos fijarnos que tras su aparente simplicidad se trata de unos juguetes muy bien pensados. Sus facciones están basadas en los dibujos que hacen los niños, se ha buscado la máxima simplicidad en el muñeco y en cambio se le pueden poner cientos de accesorios. Su reducido tamaño hace que quepan en el bolsillo de un niño. Un detalle muy importante para los sufridos padres. Los niños se pueden llevar a su pequeño amigo cuando acompañan a sus padres a hacer la compra, ir al banco y demás pequeñas obligaciones de la vida que acaban resultando una tortura para los peques.

También llama la atención la empresa. En un mundo globalizado donde se deslocalizan las fábricas a China y las empresas están participadas por fondos de capital privado, el Brandstätter Group no está participado por ningún fondo, no ha querido salir a bolsa y sigue fabricando en Europa. Lo cual puede ser una ventaja a la hora de vender a padres preocupados por sus hijos en comparación con los problemas asociados a los juguetes chinos, el haber producido en España, Alemania, la república Checa o Malta.

Vía | El Economista Más Información | Wikipedia (en inglés) En El Blog Salmón | Enseñar economía a los niños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos