Compartir
Publicidad

Los resultados de El Corte Inglés en 2012: ¿son una buena noticia?

Los resultados de El Corte Inglés en 2012: ¿son una buena noticia?
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ha sido y es uno de esos termómetros en forma de gran empresa para medir la evolución económica, en general, y del consumo, en particular. El Corte Inglés sigue siendo uno de los ‘gigantes’ del comercio en España pero lleva años resintiéndose ante una recesión que ha dejado la demanda interna muy mermada. El grupo presentó ayer sus resultados de 2012 y la conclusión general, en muchos frentes, es que son números que invitan a sacar conclusiones positivas. ¿Es, realmente, así?

Como ocurre siempre, la mayor parte de los balances de empresa tienen sus luces y sus sombras. Pero cuando las primeras están en clara minoría respecto a las segundas, no se trata de ser pesimista, si no de ver la realidad. Y en el balance de El Corte Inglés, por mucho que se quiera, hay muchos más motivos para la autocrítica que para la autocomplacencia.

Entorno muy difícil

Nadie duda de que vivimos en uno de los momentos más difíciles en lo que a consumo interno se refiere. La demanda de familias y empresas sigue con una tendencia claramente a la baja, debido, principalmente, al mayor obstáculo de este país: el desempleo. En 2011 cayó un 1,9% y el pasado año rozó el 4%, teniendo prevista para este año una reducción del 4,3%, según las cifras de la OCDE.

Un gran grupo como El Corte Inglés dedicado, principalmente, al comercio al por menor no podía ser, en absoluto, ajeno a esa realidad. Cinco años consecutivos de caídas en este segmento, con una reducción de hasta el 8% en 2012, debe trastocar, sin duda, los balances.

Cifras de negocio muy negativas

El-Corte-Ingles

Como decíamos al comienzo, en no pocos grandes medios de comunicación el balance ha sido positivo y la conclusión es que El Corte Inglés ha mantenido el tipo. Veamos las grandes cifras para comprobarlo, teniendo como referencia, no lo olvidemos, a un año 2011 ya de por sí muy negativo:

  • El volumen de facturación ha caído un 7,7% en el último año (el peor para el sector desde que comenzara la crisis), hasta situarse en los 14.552 millones de euros. Desde 2010, se han perdido casi 2.000 millones de euros. Uno de sus grandes competidores en alimentación, Mercadona, incrementó sus ventas un 7% hasta superar la barrera de los 19.000 millones de euros.
  • Los beneficios se desplomaron un 18% hasta sitarse en los 171,5 millones de euros. El año anterior cayeron un 34%, lo que refleja que se frenó el descenso, aunque se trata del nivel más bajo desde finales de la década de los 80.
  • Las principales líneas de negocio (gran almacén, hipermercado y agencia de viajes) caen en ventas por encima del 7% y en ganancias por encima del 11,2%.

Deuda, inversiones y empleo

Para hacer frente a esta compleja coyuntura, el grupo se ha visto obligado a engordar de forma significativa su deuda. El peso de esa losa, que asciende a unos 5.000 millones de euros, seguirá haciendo mella, no es, en absoluto, una mera anécdota. El acuerdo conseguido con Banco Santander, CaixaBank, Banco Popular, BBVA, Sabadel y Bankia logra alargar ocho años el vencimiento de este pasivo, con un interés que no ha trascendido, aunque se calcula que estará entre el 3,5% y el 4%.

Pero ese acuerdo sólo afecta a la parte bancaria, que suma unos 3.700 millones de euros. El grupo también acumula 1.300 millones de euros de deuda, que son los correspondientes a los pagarés emitidos por el grupo a su plantilla.

Ese peso habrá sido, probablemente, uno de los frenos para unas inversiones que se han visto reducidas de manera muy significativa. Si en 2011 caía en 145 millones respecto al año anterior, en esta ocasión el ajuste es mucho mayor, alcanzando el 35% y fijándose en 570 millones de euros.

Y en el plano laboral, el ajuste no cesó en el que, hasta ahora, era uno de los paradigmas de creación de empleo. A cierre de 2012 había 96.678 trabajadores en plantilla (2.700 menos que tan sólo un año antes). Hablamos de una reducción desde 2008 de casi 11.000 personas.

Conclusiones: no tan buena noticia

La conclusión es que no se trata de una gran noticia, ni mucho menos. Sigue cayendo, aunque lo haga en menor medida que en 2011. El enorme peso de la deuda, aún con la positiva refinanciación lograda ‘in extremis’, no dejará de afectar durante los próximos años al grupo, que se ha enfrentado a esta enorme crisis, en cierta manera, con pies de barro: un comercio electrónico un tanto débil, una escasa presencia internacional que paliara los efectos de la crisis en España...

Caer un 18% en beneficios netos, el nivel más bajo desde finales de la década de los 80 (cuando se facturaba tres veces menos), destruir 11.000 empleos en cuatro años y perder casi 2.000 millones de euros en ventas en apenas dos años no puede ser nunca una buena noticia, ni el reflejo de que aguanta mejor esta crisis económica. Al grupo le quedan aún muchos retos por delante para hacer frente a los rápidos y profundos cambios en el sector de la distribución. Veremos si esta dura crisis le deja capacidad suficiente para afrontarlos en el futuro a corto-medio plazo.

Más información | Informe corporativo de resultados 2012 En El Blog Salmón | Resultados de El Corte Inglés 2011: una máquina destruyendo empleo y con caída en ventas importante, El Corte Inglés, lider en inversión publicitaria en 2011 en España Imagen | F. Prieto // fprieto.es

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio