Compartir
Publicidad
Publicidad

Merrill Lynch muy feliz con el abandono de Barclays

Merrill Lynch muy feliz con el abandono de Barclays
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un banco en especial está muy feliz con la decisión del banco británico, Barclays, de abandonar su oferta pública de adquisición sobre el banco holandés, ABN-Amro, y no hablo de los tres que forman parte del consorcio: el escocés, Royal Bank of Scotland (RBS), el español, Banco Santander Central Hispanoamericano (BSCH) y el belga, Banco Fortis.

Aparte de ser un mes negro para ellos en muchas cosas, Barclays decidió que no podía competir en precio con la oferta del consorcio, y mucho menos después de lo que ha estado pasando en los mercados financieros en las últimas semanas.

Por lo menos les quedan los $300 millones que recibirán cuando se cierre la otra operación, que es la comisión break-up que acordaron con ABN-Amro en su día, por si su operación no se cerraba. Barclays dice que esto cubrirá más que sus gastos en esta operación, no contando el tiempo de sus ejecutivos y el coste de oportunidad de no llevarse esta operación estratégica, que hubiera sido transformadora.

Además de los miembros del consorcio, el banco que más está sonriendo en estos momentos es su asesor financiero, Merrill Lynch, que se dice que se llevará $179 millones en comisiones por su trabajo en esta operación.

No solo eso, Merrill Lynch está por recibir $150 millones más por haber liderado la financiación de esta operación, ayudado por algunos pequeñitos como Greenhill & Company, Fox-Pitt Kelton y NIBC Holding. Como están los mercados en las últimas semanas, en esta operación de $101.000 millones, se los ha ganado.

Por el lado de ABN-Amro, los que más comisiones se llevarán son UBS y Morgan Stanley, seguidos por Lehman Brothers y NM Rothschild & Sons. Aunque los que asesoraron a Barclays; Citigroup, Deutsche Bank, Credit Suisse, Lazard y JPMorgan Cazenove, se llevarán poco más que la cobertura de sus gastos. ¡Los pobres!

Bueno también habrán sonrisas en algunos despachos de abogados, auditores y agencias de publicidad.

Si la oferta del consorcio llega a su final y, aunque no se está dudando, en esto de OPAs nunca hay que dar por terminada una operación hasta el día después de que se cierre oficialmente, los asesores del lado ganador si que se llevarán una buena tajada y, muy especialmente, uno.

En esta semana que Merrill Lynch ha anunciado la pérdida de más de $5.000 millones por los problemas en los mercados sub-prime, las buenas noticias son bienvenidas.

Vía | New York Times (en ingles) En El Blog Salmón | Por qué comprar ABN-Amro

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos