Publicidad

Nueva alternativa para la financiación de startups: Bewa7er, el primer mercado secundario

Nueva alternativa para la financiación de startups: Bewa7er, el primer mercado secundario
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Lograr liquidez para los emprendedores, sin incrementar los protagonistas del accionariado en la startup. Es el objetivo que hay detrás de Bewa7er, el primer mercado secundario de estas empresas en Europa. No es más que una plataforma de compraventa de derechos económicos en estas compañías que arranca con las firmas de ecommerce Zacatrus y Deporvillage.

La falta de liquidez es una de las grandes dificultades a las que se enfrentan las startups. En el lado de los emprendedores, es difícil introducir nuevos socios sin que se modifique considerablemente el núcleo de decisión (la entrada de inversores trastocará el reparto de las decisiones) y sin que se 'desperdigue' el capital. En el lado de quien está interesado en participar en los proyectos es fácil saber cuándo se entra pero muy complicado cuándo se sale.

Ante esta situación, se pone en marcha Bewa7er, cofundada por Unai Asenjo, que tiene como socios al inversor y emprendedor, François Derbaix (TopRural, Rentalia o Soysuper) y Ramón Blanco, cofundador de Etece.com. ¿Cómo funciona? La plataforma se hace con acciones de la compañía y pone a la venta los derechos económicos (no tendrán derecho de decisión) sobre éstas.

¿Consecuencia? No habrá modificación de los derechos políticos de la startup o la pyme (Bewa7er los delegará en el profesional de referencia de cada empresa), pero ésta sí logra financiación y liquidez. Además, el inversor logra rentabilidad para su desembolso pero con una posibilidad mayor para hacer líquido ese activo cuando estime oportuno.

Por ahora, la plataforma contempla dos empresas para invertir: Zacatrus y Deporvillage, dedicadas a la venta online de juegos de mesa y de artículos para la práctica de deporte, respectivamente.

¿Qué limitaciones hay? Al margen del reglamento de la propia plataforma, hay unos límites previos. En el lado del inversor, éste ha de ser profesional, con 10.000 euros como mínimo para desembolsar. En el de las empresas, se incluirían firmas con una valoración máxima de 10 veces sus ventas anuales y con un inversor líder profesional.

En El Blog Salmón | ¿Qué es una startup?, La otra historia de una ronda de financiación de una startup: cinco lecciones útiles

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir