Compartir
Publicidad
Publicidad

Se masca la tragedia

Se masca la tragedia
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si, y con todas las características de la mejor tragedia griega, la que recogió conflictos vitales clásicos, imperecederos. Un padre jupiterino, que se resiste a abandonar el primer plano. Un hijo dionisiaco que busca su lugar en el mundo, eclipsado por el poder y la fama del padre, con una ambivalente relación con el mismo. Una familia azotada por las desavenencias. Un extraño en el Olimpo. Luchas intestinas a través de partes interpuestas. Y todo ello rodeado de bellezas, deportistas, dinero y glamour Vamos, mil veces mejor que esa serie rancia llamada Herederos.

Alguno pensará que estoy exagerando. Yo creo que me quedo corto. Muy corto. En el propio El Confidencial, que es donde leo la noticia, hablan de un complejo alejandrino del hijo. ¿De quién estamos hablando?

De la familia Hidalgo, de las tortuosas relaciones entre el patriarca, Pepe Hidalgo, y su hijo, y ¿heredero? en los negocios, Javier (también conocido por su desempeño en la noche madrileña). Nos dice El Confidencial:

El pasado mes de enero, Miguel de Lucas, su protegido y número dos de PepeWorld, laminó a casi toda la cúpula directiva de PepeCar, incluido a su director de Desarrollo, Antonio Hidalgo, primo de Javier e hijo de Antonio Hidalgo padre, una decisión que ha convulsionado al grupo.

Todo ello viene a cuenta de los malos momentos económicos que esta teniendo Pepeworld, la creación de Javier, que aún estando incardinada dentro de Globalia, funciona a su bola, incluso según señala el artículo pareciendo canibalizar otros negocios del grupo. En el fondo se trata la enésima repetición del esfuerzo de un hijo de famosos por escapar y superar la sombra del padre. Eso si, en este caso utilizando los recursos financieros del mismo.

Por una vez voy a hacer de Abogado del Diablo. A mi me apenaría profundamente que un proyecto como Pepeworld, que viene a ser un trasunto de Virgin a la española, se vaya por el sumidero, y más si el golpe de gracia se lo da una crisis familiar. Y lo digo porque me parece que, con todos sus defectos, apuesta por algo fundamental en los negocios de hoy en día, y es por la creación de una imagen de marca. Lo harán mejor o peor, pero insuflan algo de alma a la empresa. Y creo que, desde la huida de Curro, eso le falta al Grupo Halcon, perdón Globalia (si hasta el nombre me parece de un neocursi).

Vía | El Confidencial

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos