Compartir
Publicidad

Snapchat, ¡más madera!

Snapchat, ¡más madera!
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Está pasando bajo el radar de muchos en España. No es Facebook ni Twitter y no copa tantos titulares. Pero Snapchat y su plataforma es uno de los 'experimentos' sociales más interesantes, entre otras razones porque implica de lleno a los colectivos más jóvenes. Pero, ¿y el negocio alrededor de él? Pese a que aún queda mucho por demostrar, los inversores siguen respaldando aportando más madera en forma de inyección de capital.

Lo que era un secreto a voces se ha confirmado a través de un documento oficial de la compañía en la SEC norteamericana. Ha logrado 537 millones de dólares más en una nueva ronda de financiación que coloca su 'valoración' sobre el papel, según WSJ, en 16.000 millones de dólares. Dos 'hedge funds' junto al gigante chino Alibaba están entre los inversores.

Todos ellos están (o deberían estar) convencidos de que Evan Spiegel, el joven CEO de 24 años, será capaz de construir un negocio rentable de una plataforma que ya hoy es un éxito entre las generaciones más jóvenes. Por ahora, sus intentos se han centrado en la publicidad. Pero no está resultando algo sencillo.

Así se ponía de manifiesto en un interesante y completo perfil del emprendedor publicado por Bloomberg. En él se señalaba que no pocas agencias de publicidad creen que la herramienta está sobrevalorada como plataforma para colocar allí sus anuncios. La consecuencia ha sido clara: comenzó pidiendo 100 dólares por cada 1.000 vistas (750.000 dólares por un día) y acabó reduciéndolas a una quinta parte. Las iniciales eran unas tarifas que duplicaban a las de los grandes del vídeo Youtube o Hulu.

Sin cifras de negocio conocidas

No hay cifras de ingresos pero por ahora deben de ser escasas. Pero es interesante ver cómo una de las plataformas más orientadas a las generaciones más jóvenes rentabiliza la publicidad, vista en muchas ocasiones como un 'intruso' incómodo. El propio directivo tiene una visión especial de estos anuncios: más como un "producto" que como "un mal menor" para lograr ingresos.

Esa escasez de ingresos y esa aún poco probada efectividad en el mercado publicitario no es obstáculo para tener una alta valoración y ser una de las grandes promesas de su sector. ¿Sus planes a largo plazo? "Este es el tipo de preguntas que odio, tío", le espetó Spiegel al periodista de Bloomberg que le inquiría.

Pese a esa aversión a los horizontes lejanos en un escenario que cambia a una enorme velocidad, el joven sí ha dicho que no se ve como una empresa adquirida por un gigante (hay que recordar que se negó a aceptar una oferta de Facebook por 3.000 millones de dólares). Y sí, en cambio, cree en el mercado bursátil como forma de consolidarse como empresa y, a la vez, dar salida a los inversores que la están apoyando.

Sea como sea, muchos focos están sobre la compañía. En ella hay mucha confianza depositada por muchos inversores. De su capacidad para construir un negocio fuerte en una plataforma con un marcado acento joven depende que no acabe defraudando.

En El Blog Salmón | Snapchat y la necesidad de construir un negocio que responda a las altas expectativas
Imagen |
Imagen | TechCrunch

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio