Compartir
Publicidad
Publicidad

Buenas noticias, un banquero se va

Buenas noticias, un banquero se va
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En estas páginas hemos advertido contra actuaciones que causan moral hazard, es decir, que incentivan a participantes económicos a hacer lo incorrecto, sabiendo que no hay consecuencias si las cosas salen mal.

En los mercados financieros, cuando hay ausencia de consecuencias, es decir, que pierdas dinero o tu trabajo, tomarás más y más riesgo y harás más y más tonterías con el objetivo de ganar el máximo, ya que así se cobra mucho. Si no hay consecuencias cuando pierdes, el camino más normal a seguir es tomar el máximo de riesgo.

Por eso en estas páginas hemos recomendado que, si el gobierno entra a ayudar cuando hay problemas, debe haber consecuencias. Los accionistas deben perder su inversión y los directivos deben perder sus trabajos. Así ellos, y todos los que vemos las consecuencias, tendremos más cuidado con nuestras decisiones en el futuro y las pensaremos dos y más veces.

Cuando salió la propuesta británica para ayudar a sus bancos, felicitamos que incluía la compra de capital de los bancos a precios reales, es decir, bajos, y la potencial salida de los directivos que llevaron a sus empresas a tener que pedir ayudas del gobierno.

Uno de los bancos británicos que accedieron a las ayudas gubernamentales ha sido Royal Bank of Scotland y, como parte de estas ayudas, su consejero delegado ha dimitido. ¡Estas son buenas noticias!

Por otra parte, el precio por acción que el gobierno pagará está bastante por debajo de su precio histórico y eso quiere decir que los accionistas actuales están viendo sacrificada su inversión. ¡Bien!

Por eso vemos que los precios de las acciones en bolsa han bajado tanto.

Recordar lo que hablamos el otro día, que el movimiento del precio de las acciones no es cómo se debe evaluar si la medida del gobierno es buena o si tendrá éxito. Mencionamos otras medidas importantes.

En este caso es lógico que el precio de las acciones baje.

Una explicación más por qué no todos los bancos han accedido a las ayudas gubernamentales, incluyendo ahora Barclays, que parece que prefiere nuevo capital de sus accionistas.

Vía | Telegraph (en inglés) En El Blog Salmón | No todos los bancos británicos necesitan ayudas y Toda ayuda del gobierno debe tener consecuencia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos