Compartir
Publicidad
Publicidad

China da lección de economía a EE.UU

Compartir

Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

China Según China / Spanish Subs from 0300TV on Vimeo.


Gracias a huyuk, uno de los lectores del artículo China convierte al yuan en divisa mundial, he tomado contacto con este documental titulado China según China, en el cual los que hablan son cinco arquitectos de Beijing. Es mucho lo que se comenta de China pero quizá es mucho más lo que desconocemos de China. Este documental nos muestra esa China que lucha por transformarse y alcanzar ese delicado equilibrio entre lo económicamente necesario y lo razonablemente sustentable.

Creo que este equilibrio sólo será alcanzable cuando se cierre la migración del campo a la ciudad y comience la operación inversa: descomprimir a las grandes urbes y facilitar la vida rural. Las grandes metrópolis han creado un costo adicional no sólo a la actividad económica sino a todo el medio ambiente. Y ese costo implica entre otras cosas, el deterioro a la calidad de vida de millones de personas. Por eso que la arquitectura tiene mucho que aportar en este nuevo diseño de los espacios.

En este aspecto hay un tema central que se vincula directamente con lo que está ocurriendo al nivel de la crisis, y es el estímulo económico que han aplicado algunos países. Sin duda que el estímulo ha cumplido una importante labor en la recuperación de la actual recesión mundial. Esto es particularmente cierto tanto en China como en Estados Unidos, las dos economías más grandes del planeta, que no han escatimado esfuerzos para detener el impacto de la crisis. A la inversa, los bloques que han aplicado medidas débiles y lentas sufrirán una zambullida más fuerte: Europa caerá un -4,4% y América Latina un -1,9%.

Si China y Estados Unidos han aplicado un contundente arsenal de estímulo económico, la situación tenderá a diferenciarse en el mediano plazo a medida que a Estados Unidos se le agoten los recursos del “estímulo”. Se sabe que el estímulo llega sólo hasta el primer semestre del 2010, lo que hará que de 2011 a 2015 sean años muy duros y Nouriel Roubini advirtió una doble inmersión y un lento crecimiento para esos años (en torno al 1%). La situación para Estados Unidos es compleja.

En este aspecto, China lleva bastante ventaja. El impulso que está dando a su economía busca desarrollar las zonas interiores del país y no quedarse sólo en las ciudades de la costa. A diferencia de Estados Unidos, China cuenta con recursos propios: más de 2 billones de dólares en reservas y el crecimiento más rápido de los últimos treinta años. El segundo trimestre de este año, China creció 7,9 por ciento, acercándose a su meta del 8 por ciento (número cavalístico para los chinos). El dinamismo chino le ha evitado una debacle mayor al mundo. China será el primer país en salir de la recesión y con ello impulsará a otras economías.

Esto es, por cierto, toda una sorpresa. Se pensaba que China tenía un modelo basado sólo en las exportaciones, y que de ello dependía su estabilidad. Sin embargo, el gobierno chino tiene muchas herramientas económicas disponibles y las está empleando para paliar la crisis. El Estado controla gran parte del sistema bancario, y ha utilizado ese control para duplicar la cuantía de los préstamos bancarios en el primer semestre de este año en comparación al primer semestre de 2008. Esto ha permitido aumentar notablemente la inversión de las empresas privadas y estatales, desmintiendo aquel rezo que dice un euro de inversión estatal le quita un euro a la inversión privada. La oferta de dinero ha aumento un 28% y no hay ningún riesgo de inflación.

Las implicaciones que tiene esto para el resto del mundo son bastante evidentes. La gran mayoría de los países no tiene ningún mecanismo para evitar la caída en gran escala del gasto privado. Más aun cuando cada día las empresas despiden a miles de trabajadores. En estricto rigor, los planes de estímulo resultarán completamente anulados por la gigantesca ola de desempleo y la caída en los salarios que se sigue produciendo. Al igual que California, que reduce parte de su déficit disminuyendo los salarios un 14%, muchos otros Estados están siguiendo esta receta que solo consigue profundizar la crisis. No hay duda: China le está dando una gran lección de economía a los Estados Unidos.

Más información:
En El Blog Salmón | La década perdida de la banca estadounidense
Video | 0300 tv.com

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos