Compartir
Publicidad

Cumplimiento del objetivo de déficit en 2014: complicado pero no imposible

Cumplimiento del objetivo de déficit en 2014: complicado pero no imposible
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace pocos días Hacienda presentó los datos provisionales de déficit para 2013. Y no cumplimos los objetivos por 12 centésimas (nos quedamos en el 6,62% cuando el objetivo era el 6,5%), aunque hay dudas de si hemos hecho algún truco contable.

Ahora bien, es hora de mirar a 2014. En este año tenemos un objetivo de déficit del 5,8%. Eso significa aproximadamente reducir 8 décimas el déficit lo cual se traduce, también aproximadamente, en 8.000 millones de euros. Y todo ello teniendo en cuenta que debemos pagar más gastos financieros, ya que cada año aumentamos la deuda y hay que pagar sus intereses (aunque se vayan reduciendo).

Veamos los esfuerzos que hemos hecho en años anteriores. En 2011 tuvimos el último año del Gobierno Zapatero. Aunque las cuentas del Estado salieron más o menos bien paradas el descontrol autonómico hizo que el déficit quedara en el 9,07%. Llegó el PP y subió el IRPF y los recortes en servicios básicos. A finales de 2012 también subió el IVA y los funcionarios no cobraron la paga extra de Navidad. Así logramos pasar al 6,84%.

En 2013 no ha habido grandes subidas impositivas, pero los recortes han seguido su camino. Y nos hemos quedado en el 6,62%. Apenas 22 centésimas de bajada. Y ahora tenemos que bajar 0,78 centésimas. ¿Qué nos espera?

La gran esperanza es la recuperación económica. Si el PIB crece con fuerza, si el paro sigue recuperándose poco a poco está claro que cumplir con el déficit será más fácil. Más empleo se traduce en menos gasto (prestaciones) y más ingresos (IRPF e IVA).

En cambio si las cosas no marchan en los primeros meses todo lo bien que se necesita para que las cuentas públicas encajen, nos veremos abocados a nuevos recortes, subidas de impuestos o a incumplir el objetivo del déficit (yo me inclino por esto último ya que el próximo año hay elecciones autonómicas y generales).

Por cierto, los datos de déficit que he dado son sin ayudas a la banca, ya que no se tienen en cuenta para el cálculo de los objetivos. Si las incluimos tendríamos un déficit del 9,56% en 2011, del 10,63% en 2012 y del 7,08% en 2013.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio