Compartir
Publicidad

El nuevo equipo económico

El nuevo equipo económico
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como niños chicos al comienzo del curso. Con el olor a nuevo de sus libros. Sabiéndose el centro de las miradas. Ya tenemos nuevo Gobierno. Y, como si fuese un virus, este Gobierno es más del Presidente que el anterior. ¿A nadie le suena esta frase? Dejémoslo correr, y centrémonos en dar una vuelta a los nombramientos en aquellas áreas con más relación con la Economía.

En primer lugar, y como Ministro de economía y Hacienda, tenemos a Solbes. No voy a gastar mucho tiempo en manifestar mi opinión al respecto. En plena batalla electoral ya la deje clara, y no hay datos nuevos que la hagan variar. Todo lo contrario. Su credibilidad ha bajado enteros, al haberse negado a reconocer, por motivos electorales la gravedad de la crisis. Pero, como Dios castiga con piedra y con palo, a Solbes le ha tocado hacer penitencia (y bien que lo sabe,m al haber tenido que marcar el terreno de juego en el minuto 1).

Su penitencia se llama Sebastián, nuevo Ministro de Industria. Nuestro Presidente es un hombre agradecido. Después de haberle mandado como un kamikaze en aquella Misión Imposible en Madrid, se lo ha agradecido (por cierto, tanto la decisión de presentarle, como la suya de dimitir, dice mucho por el respeto de ambos hacia los votantes madrileños, especialmente hacia los socialistas). Algún iluso habría pensado que su retiro a las tareas académicas era sincero. Pues no. Sebastián lleva dos palabras escritas en la frente, (una especie de remedo de Mitchum en La Noche del Cazador): Ambición y Rencor. La primera es evidente. La segunda, para los recién llegados, quizás no tanto. En Sebastián palpita el odio anti PP. Algunos pensarán que éso se debe a su salida por la puerta de atrás del BBVA (que esperaba, después de hacer la campaña al PSOE desde el Servicio de Estudios del Banco). Pues no. El rencor es anterior. Su hermano, Carlos, fue uno de los directivos de Ibercorp, una de las primeras piedras de escándalo de la gestión socialista de Felipe González. Siempre ha sido uno de los suyos (lease dela beatiful people socialista)

Alguno podrá pensar que eso da igual. Que lo importante es la gestión. Pues la gestión (decir pública es demasidado fuerte) de Sebastián es francamente mala. No hay más que ver en que convirtió la Oficina Económica del Presidente. Un Ministerio de Economía bis, sin control parlamentario, y muñidor de operaciones corporativas más que dudosas. Gurusblog lo clava. Cuando dicen que Sebastián defiende una política económica liberal me cuesta aguantar la compostura.

Si Sebastian es una muestra de la sinceridad (jajajaja) de las intenciones del Presidente en querer alcanzar consensos lo más amplios posibles (supong que habla del PP), el mantenimiento de Magdalena Álvarez al frente de Fomento es una muestra de aprecio hacia el PSC. Tiene toda la razón el Presidente. Los catalanes le han refrendado a él, y a ella. O sea que, supongo, no habrá ni una sola queja contra la Ministra. Despues de todo, el resto no nos quejamos de los Ministros del PSC que nos tocan. ¿De verdad no había nadie con más nivel para el Ministerio de Trabajo?

Y aunque todos los ministerios cuentan con una mayor o menor carga en la gestión económica, no quería dejar pasar el nombramiento de Corredor como Ministra de Vivienda. Partiendo de que es un Ministerio totalmente prescindible, me alegra el nombramiento. Es con diferencia la Ministra mejor preparada de las tres que han pasado en estos 4 años. Y curiosamente, de alguna manera, vendrá a suponer un nuevo equilibrio de poderes en la crisis abierta entre Notarios y Registradores de la Propiedad. Si, también hay crisis en el paraíso. La Dirección General de Registros y Notariado ha estado tradicionalmente ocupada por una persona procedente de uno de los cuerpos. La actual titular pertenece a la Judicatura, pero me consta que los Registradores entienden que prioriza el papel de los Notarios. Es de suponer que el nombramiento de la Ministra, suponga un cierto reequilibrio, aunque la DGRN dependa del Ministerio de Justicia.

Pues eso, que tenemos equipo. A ver como juegan.

Vía | La Moncloa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio