Compartir
Publicidad

Goldman Sachs ayudó a Grecia a disfrazar los déficit fiscales

Goldman Sachs ayudó a Grecia a disfrazar los déficit fiscales
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Uno de los mayores puntos de discordia entre Grecia y el Banco Central Europeo, es la mala calidad de las estadísticas griegas y, sobretodo, el hecho de haber ocultado la violación de la regla de Maastrich durante muchos años. Como Grecia nunca pudo alcanzar la meta del 60% de endeudamiento fiscal (es mayor al 100% del PIB), se comprometió a no superar el 3% de déficit público. En esta tarea no solo no cumplió, sino que engañó durante años a la oficina de la Eurostat de la calle Alphones Weicker en Luxemburgo, donde se llevan todas las estadísticas de la Unión Europea. Ahora se sabe que en esta operación fraudulenta, Grecia contó con la generosa ayuda de Goldman Sachs: le ayudó a disfrazar los déficit con artificios contables. La información la explica Der Spiegel.

Goldman Sachs ayudó a que el gobierno griego ocultara la verdadera magnitud de sus déficit con la creación de contratos de derivados que legalmente permiten eludir las normas de control. Grecia entregaba información estadística a Eurostat de una manera que no tenía como ser contrastada con la realidad.

Una cosa es la contabilidad creativa, pero otra es el intento de fraude y engaño. Como las normas de Maastricht amenazan con aplicar fuertes multas a los países miembros del euro que superen el límite del déficit presupuestario del 3%, Grecia recurrió al malabarismo financiero que le ofreció el banco estadounidense y hasta el momento principal ganador con la crisis financiera.

Las operaciones de cosmética contable se iniciaron el año 2002. En una ocasión todos los gastos militares fueron sacados de balance y en otro los miles de millones de euros de la deuda hospitalaria. Por eso, los expertos de Eurostat sufrían dolores de cabeza cada vez que les tocaba revisar las finanzas griegas. La ayuda de Goldman permitió crear figuras invisibles a los ojos de los controladores: los complejos derivados financieros con los cuales el gobierno podía obtener liquidez en préstamos diluídos a 30 años.

Goldman ideó un tipo especial de cambio para Grecia que le permitía acceder a créditos adicionales de hasta mil millones de euros. Este crédito se disfrazaba como intercambio y no aparecía en la deuda griega. Anteriormente, Italia también empleó un truco similar para enmascarar su verdadera deuda pública. En el caso de Grecia, el déficit que presentó el año 2002 fue de 1,2% del PIB. Cuando Eurostat revisó los datos el año 2004 el déficit llegó al 3,7% (tres veces el valor dado originalmente). De acuerdo a los registros actuales el déficit para ese año llegó al 6,1% (seis veces el valor inicial).

Todos estos temas serán debatidos hoy en la cumbre europea que decidirá los mecanismos de rescate que se aplicarán a Grecia. Si no se consigue un apoyo multilateral, Alemania ha comprometido su apoyo a Grecia para mantener la integridad de Europa. En todo caso, no actuar ya no se considera una opción válida.

Vía | Der Spiegel
En El Blog Salmón | Todo sobre Grecia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos