Compartir
Publicidad
Publicidad

Hacia un modelo de crecimiento inteligente

Hacia un modelo de crecimiento inteligente
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La empresa auditora PricewaterhouseCoopers (PWC) nos da un interesante Estudio que habla de los elementos más importantes a tener desarrollados y posicionados para que un país pueda establecer las bases de crecimiento sostenible y productivo.

Lo que dicen es que algo bueno puede que salga después cuando veamos la espalda de la crisis, que es que la economía que resulta podría ser más fuerte, más productiva, y más sostenible. La crisis podrá considerarse que tiene algo de positivo si fuera verdad que salimos como dice. En estas páginas he escrito mucho sobre las cosas que hay que hacer para que establezcamos las bases para una recuperación sólida aunque, hasta ahora, hemos visto mucho de lo que a los políticos más les gusta, el gasto, bastante más de lo que más ayudaría a establecer esta deseada economía de futuro.

Hay que empezar entendiendo los problemas que teníamos antes para entender mejor qué nos falta hoy.

Antes de que estalló la crisis, España disfrutaba de desempleo mucho más que otros, en pleno crecimiento donde también se duplicaba el crecimiento, algo mal estaba pasando con la estructura de las empresas, del trabajo y de las formas de trabajar. Mi compañero, Luis, acaba de hablar del desempleo altísimo de Andalucía y es verdad que está muy por encima del promedio de desempleo español y mucho más que el promedio europeo, pero no hay que olvidar que estos dos liderazgos la sostienen a Andalucía desde mucho antes que estalló la crisis.

Como dijo Hamlet, de Shakespeare, “Algo huele mal en Dinamarca”, pues lo que huele más es que la estructura laboral, económica y empresarial española ha estado sobre cimientos de arena y que, tarde o temprano, estos cimientos iban a desmoronarse.

Incluso antes de que estalló la crisis, cuando todo iba bien y cuando España creaba muchos puestos de trabajo, yo estaba criticando este crecimiento en estas páginas por no ser sostenible y porque la estructura de las empresas, del trabajo y de las formas de trabajar, nos daba niveles de desempleo mucho más altos que los países comparativos, incluso en pleno boom.

En el contexto de que hay que hacer cosas pensadas y con criterio, el Estudio de PWC nos da los cinco elementos donde hay que enfocarse, que nos detalla son los siguentes:

  1. Innovación; Un modelo abierto de innovación para las necesidades actuales y futuras.
  2. Internacionalización; Las empresas necesitan acceder a nuevos mercados y ser más competitivas.
  3. Economía del conocimiento; Conocimiento y talento permitirán hacer mejor las cosas.
  4. Economía baja en carbón; Liderazgo responsable para responder a los desafíos de la sociedad.
  5. Modernización de las Administraciones Públicas; Impulsoras y protagonistas del crecimiento inteligente.

Está claro que se necesitan muchas modernizaciones y ajustes y que los gobiernos tienen un papel muy importante en ello. Lo que se entiende menos es que no hagan lo que deben hacer y que se metan en el mercado privado e intenten reemplazarlo, en el gasto de su dinero, en la inversión y en la creación de empleo, empleo que será efímero.

En El Blog Salmón | No es tan importante trabajar duro, ¿Están los empleados detrás del éxito de la empresa? y La competitividad de los países en 2010
Image | Jody Art

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio