Compartir
Publicidad

Hay índices para todos los gustos

Hay índices para todos los gustos
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días, mi compañero Marco Antonio nos dió el último cálculo del índice Big Mac, donde se calcula lo que cuesta ese honorable producto en mucho países y para extrapolar de eso el coste de vida relativo de los ciudadanos en cada uno de los países.

Como no he comprado un Big Mac en más de 20 años, supongo que mi costo de vida ha sido cero todos estos años, según este estudio. Otra demostración más del error de utilizar sólo la experiencia personal para llegar a conclusiones generales.

Marco Antonio esta mañana nos dio un estudio mucho más interesante, tomando el poder adquisitivo de consumidores en distintos países para distintos productos.

Ya que estamos con los indices para ver si las cosas van bien o mal, como dice el título de este artículo, hay índices para todos los gustos.

El artículo en referencia nos da algunos interesantes, que son los siguientes, que demuestran cuándo las cosas van mal:

  • El taxista sobre preparado; cuando se encuentra a taxistas con un curriculum más impresionante que el de uno mismo.
  • Sin olvidarnos del índice que nos dice que la bolsa está sobre valorada cuando ese es el tema de conversación cuando entras en un taxi.
  • Squeegee man; el número de personas que están listas para limpiarte el parabrisas cuando paras en una luz roja.
  • La rapidez que contratistas devuelven tus llamadas; en 24 horas hay recesión y si te llaman antes de que tu les llames, hay depresión.
  • Hot Waitress Index; donde se ven a camareras mucho más guapas, señoritas que normalmente se encuentran trabajando como modelos, en recepción o en eventos.
  • White shirt index; donde dicen que, en tiempos difíciles, los ejecutivos llevan camisas blancas al trabajo, ya que son más conservadoras y menos llamativas.

Parece que hay otro también, el llamado Indice de Calzoncillos, donde el ritmo que los hombres reemplazan esta prenda frena en tiempos difíciles. Es decir, les hacemos trabajar algo más cuando los tiempos no son tan buenos, ver gráfico.

Hay que tener cuidado con los índices que seguimos pero, aunque algunos de estos parezcan raros, nos dan indicaciones del estado de ánimo de la gente y, como he hablado en estas páginas varias veces, el estado de ánimo es muy importante en la economía.

Vía | New York magazine (en inglés) En El Blog Salmón | ¿Cuánto trabajas por tus bienes? y ¿Cuánto trabajas por una hamburguesa?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos